Verrugas-3

Calculo que fue hacia el año 1995 que me empezaron a salir verrugas en los dedos de las manos. Cada vez había más y se hacían más grandes. Fui a varios dermatólogos que me las quemaban con nitrógeno líquido, me recetaban productos de farmacia totalmente inservibles, que sólo hacen que ensuciar.

Cuando ya hacía 5 años desde que me había salido la primera, aquello cada vez iba a más. Tenía una verruga que ocupaba casi toda la tercera falange del dedo índice de la mano izquierda y otras que me tapaban 3/4 partes de las uñas en las dos manos. Era muy desagradable.

Un amigo mío me las vio y me dijo que conocía una planta que las curaba. No anduvimos más de 100m para encontrarla. Se trataba de la Celidonia o hierba verruguera (Chelidonium majus). Pintándome las verrugas de amarillo con esta hierba, fue cosa de unos 3 o 4 meses que un buen día vi que se estaban secando y fueron haciendo una costra y la misma semana cayeron sin dejar ningún rastro!!!!. Os aseguro que aquel día estaba muy contento.

Es difícil decir cuántas veces me ponía, pues cuando marchaba de fin de semana la tenía al lado, porque es fácil encontrarla, pero entre semana en un piso en Barcelona la hierba no  vivía.
Los fines de semana me ponía 2 o 3 veces al día. Me traía algunos tallos a Barcelona y las dejaba en un vaso de agua para poderme poner entre semana, pero a veces en invierno me pasaba 2 o 3 semanas sin poder cosechar. El objetivo era pintarme las verrugas siempre que podía.
En resumen, yo lo que hacía era romper el tallo y entonces me pintaba la verruga con el líquido amarillo que sale, cuando dejaba de salir volvía a romper el mismo tallo un poco más arriba y así hasta que agotaba incluso las hojas.

En todo caso, yo creo que aplicándolo una vez al día sería suficiente.
Ricard
kefq55@hotmail.com
Mayo 2012