UNA AMENAZA INVISIBLE

En el año 2000 la Unión Europea financió el estudio REFLEX sobre la contaminación electromagnética de alta frecuencia, en el rango de la telefonía móvil y tecnología inalámbrica http://www.powerwatch.org.uk/pdfs/20041222_reflex.pdf cuyos resultados y conclusiones se emitieron en 2004 y se canceló la financiación. Estos resultados revelaron y demostraron que la radiación por ondas electromagnéticas en frecuencias, que iban desde los 900MHz hasta los 3500MHz, producen roturas en las cadenas de ADN a niveles de radiación muy por debajo de los clasificados como niveles seguros (niveles con los que se está irradiando actualmente a las personas de manera legal), y por lo tanto, son un potencial promotor del cáncer.

A pesar de estas conclusiones y el exponencial crecimiento del uso de aparatos electrónicos, así como de las emisiones de frecuencia, que se han desarrollado desde el 2004, no se han producido las necesarias recomendaciones y alertas por parte de las autoridades sanitarias europeas, justo al contrario, han facilitado el trabajo de expansión de las empresas de telefonía, a pesar de los afectados por electrohipersensibilidad, que van creciendo, también de forma exponencial. Claro está que los Consejos de Administración de estas importantes empresas, sabrán recompensar a esos dirigentes “tan preocupados por los ciudadanos a quienes representan” con un remunerado puesto, cuando finalicen su “encomiable labor” al frente del cargo público. Entre políticos y fabricantes, han sabido convencernos de que esta industria es tan importante para la sociedad y la economía, que preferimos arriesgarnos a sufrir sus duras consecuencias, antes que renunciar a ella.

Documental necesario: “Una amenaza invisible”

 

Libro relacionado:
http://dolcarevolucio.cat/botiga/es/libros/2969-invisible-una-novela-sobre-electrohipersensibilidad-libros.html