Tumor cerebral

A finales de julio de 2014 nos detectan un tumor y digo "nos" porque esto ataca a toda la familia en donde entra. A mi hija de 7 años le diagnostica un glioma difuso de tronco de encéfalo. El planteamiento de nuestra medicina “tradicional” es: quimioterapia, más radioterapia y tratamiento paliativo cuando proceda, pues el tumor es intocable, inoperable. Ahí es nada...

Se inicia así un proceso de recibir y buscar toda la información. Un buen día, sobre la segunda semana de agosto, encontramos las dietas alcalinizantes a través de un vídeo colgado en internet del Dr. Alberto Martí Bosch. Iniciamos consultas sobre este tema a un buen amigo y comenzamos a introducirla junto a complementos nutricionales. Fran Serrano nos pone en el buen camino y lo estamos comprobando día a día. Un pequeño resumen de lo que nos enseñó es: dieta casi al 100 % vegetariana y buena ingesta de fruta. Azúcar, leche y derivados y sal son “veneno”. Y también complementos nutricionales para aumentar sistema inmunitario.

Sobre finales de septiembre, primeros de octubre, realizamos una consulta sobre una planta en la asociación Dulce Revolución de las plantas medicinales. Nos preguntan sobre nuestro caso y directamente nos remiten a Tania de Madrid. De este modo Tania, de “Curarte en Verde”, entra en nuestras vidas. Nos pone en orden lo ya iniciado de dieta y complementos y las formas de combinarlo.

A partir de primeros de octubre, el tratamiento homeopático y los suplementos, junto con una estricta dieta alcalinizante, fueron los siguientes:

1.DEXAMETASONA (en jarabe): 1 mg cada 12 h.

2.CHLORELLA: 400 mg en la merienda.

3.CURCUMA: 500 mg en el desayuno.

4.HOJA DE GUANABANA (en polvo): 3 gr al día con las comidas. (NO  más cantidad por ser Neurotóxica).

5. ALOE VERA: 1 cucharada sopera al día (quitando bien lo verde por ser tóxico).

6.HOJA DE KALANCHOE: 15 gr al día.

7.RUTA GRAVEOLENS 6 CH (en tintura):  2 gotas cada 12 h (debajo de la lengua)

8.CALCAREA PHOSPHORICA 3 DH (en polvo): 2 casitos cada 8 h(debajo de la lengua).

NOTA:  Los dos últimos, 7 y 8, alternos entre ellos cada 3 horas y distanciados de las comidas y de otros suplementos y/o medicación 30 minutos.

9. BOSWELLIA SERRATA (en comprimidos): 200 mg cada 12 h (total: 400 mg./día). Para la inflamación.

10. BOSWELLIA SERRATA (en aceite): 2 gotas en 10 ml de agua inhalado a través de cámara de vaporización (por las noches mientras duerme).

11. LIPOSOMAL C:  1000 mg cada 12 h (15 minutos antes del desayuno y de la cena).

12. ACIDO ALFALIPOICO: 200 mg al día en el almuerzo.

NOTA: 11 y 12 NO administrar junto a quimioterapia. Aprovechar períodos de descanso y reintroducirla a los 3 días de iniciar el descanso.

13. MAITAKE: 500 mg cada 12 h.

14. CUASTICUM 30 CH: (4-0-4) debajo de la lengua. Para los efectos secundarios de la radioterapia.

15. VISCUM ALVUM 30 CH: (4-0-4) debajo de la lengua. Para los efectos secundarios de quimioterapia.

16. PROVID: 1 cada 24 h en la merienda.

17. ESPIRULINA: 300 mg en la merienda. NOTA: Administrar sólo durante los periodos de descanso de la quimioterapia, iniciándola a los 3 días de inicio de dicho descanso.

 

MODO DE ADMINISTRAR LOS COMPRIMIDOS.

-Tomar con un poco de sidra o champán como medio transportador al sistema nervioso central.

-NO administrar tratamiento homeopático con menta, teína o cafeína.

 

Para la evolución me centraré en LAS PLAQUETAS ya que es uno de los datos que primero se valoran:

-  Analítica 25 de agosto: Plaquetas en 286 sobre unos 10 días posteriores de nuestro inicio de dieta y complementos.

-  Día 6 de octubre: Se inicia quimio oral más radio.

- Analítica 10 de octubre (a los 4 días del paso anterior): Plaquetas en 718. PRIMERA SORPRESA. Casi a los 2 meses de dieta y complementos han subido en 432 puntos (el rango superior “estimado” es de 450)

- Analítica 20 de octubre: Plaquetas 294 (424 puntos menos que la anterior). ¿Qué hubiese pasado sin la  dieta y los complementos?¿Correr el riesgo de una hemorragia? Tras la extracción de la analítica, ese mismo día 20, se añade otra quimio, 1ª dosis de Bevacizumab intravenosa.

-  Analítica 27 de octubre: Plaquetas 315. Un respiro, han subido 21 puntos.

-  Analítica 3 de noviembre: Plaquetas 254, bajan 61 puntos. Posteriormente a la analítica, se administra 2ª dosis de Bevacizumab.

Sobre la semana, más o menos el día 11 de noviembre, Tania nos introduce la PAPAYA, sólo 1 comprimido al día.

-  Analítica 17 de noviembre: Plaquetas 238. Posteriormente se administra 3ª dosis de Bevacizumab. SEGUNDA SORPRESA. Sólo se ha introducido, la semana previa, un nuevo complemento, la PAPAYA, y las famosas plaquetas sólo han bajado 16 puntos con respecto a la anterior, tras 43 dosis de Temozolamida y 2 sesiones de Bevacizumab. ¿Qué hubiese pasado sin la Papaya?

 

A día de hoy, y a pesar de la “tralla” que lleva metida, mi hija está realizando una vida normal, salvo que ha cambiado su dieta y añadido sus complementos junto a los seguimientos de los protocolos de sus facultativas, manteniendo así su sistema inmune “a tope” y las famosa plaquetas en niveles más que óptimos, al igual que el resto de los parámetros de las analíticas.

La ciencia de la nutrición se divide en dos: la convencional y la ortomolecular. Los dietistas o nutricionistas tradicionales consideran que las vitaminas se necesitan en pequeñas cantidades. Los ortomoleculares indican que se precisan dosis altas para lograr una salud óptima, que la nutrición es un factor fundamental para una buena salud y que no debe ser secundario de las intervenciones basadas sólo en los fármacos o la cirugía.

Aun así, y para quien proceda, la poderosa presión de los gigantes farmacéuticos, junto con el conservadurismo de médicos y científicos, pueden hacer que permanezcamos en gran medida sin examinar los grandes beneficios de una adecuada combinación de lo indicado. Y todo por no tener o no querer tener una imagen y mente más abierta.

Por cierto, soy personal sanitario.

Daniel

Diciembre 2014

pastoracordobesa@hotmail.com