Tendinitis

Quería explicaros mi caso que empieza con una tendinitis calcificada de hombro.

Empezó con un dolor al mover el brazo hacia atrás, fui al traumatólogo y me mandó, obviamente, antiinflamatorios y rehabilitación. No me solucionó nada y el tema fue empeorando. A los dos años ya me había acostumbrado al dolor y al movimiento cada vez más limitado. En este tiempo el médico me empezó a recomendar operarme y me hizo una infiltración. Me alivió por unos meses y después volvió el dolor peor que nunca. A los tres años ya casi no tenía movimiento y el traumatólogo me dijo que ya la única solución era la operación. Decidí investigar otras opciones por mi cuenta y llegué a relacionar por primera vez en mi vida lo que ahora me parece tan evidente, la relación entre la alimentación y la salud.

Me miré todos los documentales, videos y entrevistas que encontré, en este proceso fue que conocí a Josep Pamies. También empecé a leer mucho sobre el tema. Fue entonces que empecé a probar un cambio en la alimentación. A los primeros cambios ya empecé a notar mejora así que seguí hasta que llegué a lo que hoy en día es mi alimentación:

No lácteos

No café, té, bebidas estimulantes

No alcohol

No productos industriales (nada que tenga conservantes, E-número, aspartamo, glutamato, etc, etc,)

No azúcar de ningún tipo

No gluten

No enlatados

No microondas

Si:  Verduras, frutas,  legumbres, cereales, frutos secos y semillas, huevos, ternera (poca), todo ecológico. El pescado con moderación porque no me fio de ninguno.

Al cabo de unos tres meses de hacer esta dieta estrictamente sin ninguna excepción ya no tenía ni rastros de dolor y había recuperado casi todo el movimiento. Como complemento hacía ejercicios para hombros que saqué de internet (tengo las tablas de ejercicios).

Ahora ya hace dos años y medio que tengo el movimiento totalmente normal y nunca más me ha vuelto a doler. Continúo con el mismo tipo de alimentación pero me permito excepciones o incluso meses de descontrol, aún así no me ha vuelto el dolor.

Una reflexión personal para el que esté pasando algo similar o incluso mucho peor. Para mi esta tendinitis ha sido un regalo que me ha cambiado la vida. No solo a mí sino a mi familia. Mi marido con esta alimentación dejó de tener migrañas y ardores crónicos.

A partir de ahí empecé a aprender de plantas, uso las plantas que crecen por la zona para todo. También aprendí a hacer cremas naturales con infusiones y extractos de plantas. Ahora hago cursos, voy a todas las charlas que puedo, leo todo sobre estos temas, es un mundo apasionante para aprender. A lo que voy, que creo que si uno hace una dieta no cambia mucho, creo que hay que hacer un cambio de mentalidad y de estilo de vida total.

Natalia Maffezzini

Junio 2014

nmaffezzini@hotmail.com