RUDA PARA EL OÍDO

Si conseguimos un ramillete de ruda ( lo mejor sería que cada uno se la cultivara ya sea en el huerto, campo, maceta o jardinera. Estas ramas de ruda las secamos colgadas cabeza abajo durante tres días en un lugar con sombra y aireado, pasados estos días lo maceramos en 100ml. de aceite de oliva extra prensado en frío ecológico durante 40 días, guardar en un armario de la cocina y cada día lo agitamos durante unos segundos para extraer sus propiedades, a los cuarenta días lo colamos y echamos en un frasco de vidrio oscuro con cuentagotas, etiquetar.
Este aceite se usa en caso de dolor, pitidos o ruidos de oídos.
Echar 2 gotas en el oído afectado, si al paso de las horas no se alivia repetir.