Psoriasis – Murcia

Mi nombre es Mariló, tengo 34 años (abril 2017) y vivo en Murcia. Padezco de psoriasis desde los 14 años. Afortunadamente he de decir que solo la presentaba en cuero cabelludo. Al principio, solo la tenía en una parte de la cabeza, pero con los años me fue ganando terreno hasta el punto de presentarse en más de la mitad de mi cabeza. Decidí ponerle remedio, ya que, hasta el momento, tan solo me ayudaba con champús que solo me hacían gastar dinero y no me solucionaban nada. Me negaba a usar corticoides. Probé toda clase de ungüentos que sólo me hacían desesperarme y gastar dinero. Probé también con la acupuntura, pero tampoco funcionó. Me encontré con la homeopatía y he estado medicándome con ella durante casi 4 años consecutivos día tras día. Me ayudó mucho, pues las grandes costras de psoriasis que presentaba en el cuero cabelludo, prácticamente desaparecieron, pero no acabé de sanar. Seguía teniendo descamación, sintiendo picores y, la enfermedad, aunque más lenta, seguía avanzando poco a poco. Me brotaba ya por algunas zonas de las orejas y siempre tenía que llevar el pelo suelto porque se me veía mucha resequedad y alguna placa detrás de las orejas y sobre todo en la nuca.

En mi empeño por erradicar esta enfermedad seguí buscando algo natural que sabía que podría ayudarme. Fue entonces cuando leí sobre la artemisa annua y sobre sus propiedades para enfermedades autoinmunes y también leí varios testimonios, así que, me decidí a probarla.
Me tomé 3 infusiones al día durante 21 días y descansé 10. Esto lo hice durante 3 meses y ya, no tengo nada. Ni tirantez, ni picor, ni costras, ni heridas. Puedo chocolate de vez en cuando sin miedo a q empiecen los picores o una copita de vino sin que me arda la cabeza. Me he podido recoger el pelo y visto con ropa oscura porque ya no tengo costras que se puedan desprender de mi cabeza.

Mi peluquera la usa para su piel porque a ella le salen unas ronchas y siempre estaba liada con antihistamínicos, sobre todo en primavera que le suelen dar grandes brotes.

Estoy agradecida a la Dulce Revolución porque ya puedo llevar una vida normal.
Recomiendo a todo el mundo que sufra una dolencia parecida esta planta al 100%. Imagino que habrá gente muy desesperada como yo y reacia a probar cosas nuevas por miedo a que lo natural sea más flojo o no dé resultado, pero se equivocan!! Les ánimo de corazón y estoy segura que encontrarán en esta planta la solución a su problema.

Mariló Hernández

mahele101@gmail.com
Murcia