Psoriasis-2

Padecí psoriasis durante 12 años. Esta enfermedad cubría todo mi cuerpo, desde los pies hasta la cabeza, mis partes íntimas, en el recto, detrás de las orejas, no había espacio donde no hubiese psoriasis.

Busque solución en la medicina alopática. Los médicos me dijeron, una y otra vez, que no tenía cura, pero yo no me lo creía y para mí decía que sí, que esto tenía cura, y ese pensamiento era firme, consistente, tenia fe absoluta que esto se iría. Al cabo de esos 12 años, un osteópata se cruzó en mi camino y viendo el grado de desesperación que me atenazaba me dijo “Te voy a mandar una flores de Bach que se llaman Rescate”. Me indicó la cantidad que debía tomar y al mes y medio, quizás dos, mi psoriasis me abandonó y dejó mi cuerpo limpio como si no hubiese pasado nada. La dosis era una botella de agua de 1/4 de litro y 4 gotas dentro. Tomaba esa botella a lo largo de todo el día. Actualmente no tomo nada, es más, cuando desapareció el problema dejé de tomarlas y hasta ahora.

Creo que en mi curación, además de las flores, tuvo mucha importancia mi actitud y un deseo de superar aquello. Cualquier cosa que se manifieste en el plano físico, como la psoriasis y otras enfermedades, tiene mucho que ver con un estado mental muy desordenado y al cual hay que serenar. Para ello, hay que encontrar lo que produce ese desorden. Las causas pueden ser múltiples y algunos casos como el mío, eran varias a la vez.

Saludos
PD. El bote de Las flores de Bach me costo 10 E.

José Manuel

adagiolento@hotmail.com

Septiembre 2012