Prostatitis-1

Actualmente tengo 60 años. En julio del 2008 me detectaron “aumento prostático”. En mayo del 2010 fui al urólogo pues empecé a tener  dificultad para orinar. La analítica dio un psa de 18. En febrero del 2011 me hicieron otra analítica y esta dio un psa de 23,1, muy alto. Me cambiaron el tratamiento y me recetaron Duodart. En octubre del 2011 me realizaron otra analítica y el psa había subido aun más: 23,3.

En este punto del tratamiento pienso que la solución, si existía,  tenía que buscarla yo, pues mi urólogo me sugería la operación.

Lo primero que hice fue quitarme de golpe leches, yogurt, queso, toda la bollería y todo tipo de azúcar. Después, de forma gradual, dejé de consumir carnes, embutidos,  sustituí  la comida chatarra de los super por la elaborada en casa (mayonesa, tomates fritos etc.), el pan de plástico de las panaderías (pues a éste le echan manteca de cerdo en polvo, entre otras porquerías, me lo ha confirmado un panadero con el que tengo mucha amistad), por pan integral de espelta y/o centeno. También adapté un poco la dieta de acuerdo a mi grupo sanguíneo.

En esto que, por primera vez, leo las indicaciones del Duoart y veo que tiene el E-110, un colorante tóxico. El E-110 (amarillo anaranjado) puede provocar reacciones alérgicas. En 1984 se le acusó de ser cancerígeno. Lo primero que te preguntas: ¿Qué hace un colorante tóxico en un medicamento? ¿Qué necesidad hay de darle color a una pastilla? ¿Es más efectivo el medicamento con este tóxico? ¿Por qué no un colorante natural, que los hay?

Empiezo a tomar en ayunas epilobio, ortiga, cola de caballo y estevia (una cucharadita de cada hierba)  y un buen puñado de pipas de calabaza. Repito la misma infusión por la tarde. Y dejé de tomar el Duodart.

El día 13 de noviembre del 2012 el urólogo me manda otra analítica. En esa fecha llevaba tomando las infusiones unos 50 días. Al abrir los resultados no cabía de alegría, el psa prácticamente había desaparecido. De 23,3  ahora tenía 0,18.

Cuando el medico vio la analítica me retiró el Doudart (no le dije que había dejado de tomar el medicamento). En su lugar me recetó Tamsulosina Teva. Con curiosidad leo que  tiene el E-171 y el E-172. Me informo y resulta del E-171 (Dióxido de titanio, colorante blanco de origen mineral) se ha dicho que puede bloquear la respiración celular, en especial en riñones e hígado. Y del E-172 (Óxidos e hidróxidos de hierro colorante mineral amarillo) se dice que puede resultar tóxico en cantidades elevadas. Tampoco tomé este medicamento. Seguí con mis infusiones y las pipas de calabaza.

Para probar estuve  dos meses seguidos sin tomar epilobio, ni estevia: de abril a junio de este año, sin ningún problema. Ahora vuelvo a tomar epilobio, junto con la estevia, porque me ha vuelto a salir el pelo completamente, como cuando tenía 35 años. Pienso que es por el epilobio.

Hago una hora de yoga por las mañanas tres días a la semana y 3 días a la semana me voy a correr unos 18/22  km. Soy prácticamente vegetariano (quitando la paella de los domingos). Me encanta andar y correr por las montañas, no siento ningún cansancio (creo que esto es por los 2-4, a veces 5, dientes de ajo que tomo en el desayuno) y, sobre todo, soy muy feliz de haberme solucionado un buen problema de salud.

Doy gracias a Dulce Revolución, y tantas otras personas, que de forma desinteresada ponen sus conocimientos y experiencias a disposición de los demás.

Antonio Gómez

Julio 2013

agktangoj89@gmail.com