Problemas menstruales

El caso de mi mujer ha sido impresionante. La mezcla de hierbas para las reglas dolorosas (bossa de pastor + milenrama) le cambio la vida y ha hecho que todos, mis hijos, mi mujer y yo, podamos tener una vida normal, ya que anteriormente siempre estaba en cama.

Todos los problemas comenzaron justo después de dar a luz a nuestro segundo hijo. El parto fue bastante traumático. Estuvo 36 horas  y le pusieron una grandísima cantidad de oxitocina, dos epidurales, más dos refuerzos, que no le hicieron absolutamente nada. La intoxicaron de una manera impresionante. Finalmente le hicieron una cesárea y además se realizó la ligadura de trompas. Desde la tercera semana después de dar a luz comenzaron los problemas. Sufría una debilidad extrema,  fuertes dolor abdominales y de bajo vientre. Acudimos al hospital una y otra vez, pero nos decían que no tenía nada. Cada vez que se acercaba el momento de menstruación y después de la misma se quedaba totalmente incapacitada. No podía levantarse de la cama, tenía muchísimos problemas para caminar, la debilidad era máxima, hasta el punto de necesitar mi ayuda para poder ir baño y salir de él. Las reglas le llegaban a durar 15 días. Tenía tres o cuatro días normales y comenzaba de nuevo el periodo premenstrual. Cada vez se juntaba más dicho periodo con la menstruación y los días de estar bien, si ya eran poco, comenzaban a desaparecer. No podía trabajar. Durante dos años y medio fue incapaz de coger el coche ningún día para poder llevar a nuestro hijo mayor al colegio. Le hicieron pruebas de todo tipo y no encontraban nada. Lo que nos decían era que la cauterización de las trompas estaba provocando todo este problema al no irrigarse bien los ovarios. Unos ginecólogos decían que lo mejor era quitar todo. Pero nosotros no lo veíamos claro. A nivel  intestinal también habían complicaciones debido a que tiene colón irritable. El proceso de inflamación de la menstruación hacia que el intestino también se inflamara y se genera un proceso de muchísimo dolor e incapacidad. Teníamos muchos diagnósticos, ya que no parábamos de buscar una solución al problema.

Fue a finales de julio cuando descubrí la dulce revolución y decidí pedir las hierbas para la menstruación.
Comenzó a tomarse las infusiones a principios de agosto de 2013. Se tomaba dos o tres infusiones diarias, siempre fuera de las comidas. Durante este primer mes de agosto comencé a notar  que había días buenos. Y progresivamente fuimos viendo que estos días iban siendo cada vez más. El mes de septiembre, cuando comenzó el curso escolar, mi mujer pudo llevar a nuestro hijo mayor al colegio, durante todo el mes, a excepción de tres días. Ya en octubre vi como los días que no se encontraba bien se habían reducido a dos. A partir de aquí comenzó a realizar una vida totalmente normal. Y hasta el día de hoy. Suele tener dos o tres días que no se encuentra bien, pero como dice ella: es normal. Ahora tiene una menstruación normal con ligeros cambios, como antes de la ligadura de trompas.
Actualmente la dosis de mantenimiento es de dos infusiones diarias. Lógicamente no las quiere dejar. Además se toma la Maca también que le ha ayudado estar con mayor vitalidad.

Dioni

Agosto 2014

ermarmitacora@hotmail.com