Piedras en la vesícula – La Noguera

Me llamo Esther, tengo 45 años y vivo en la Noguera (Lérida). En el año 2009 me detectaron piedras en la vesícula y la única solución que me daban los médicos era extirparla. No quería que me operaran y realicé el método de Andreas Moritz, desde entonces no tengo piedras.

Es un proceso lento, que requiere mucha paciencia, pero gracias a él no me han extirpado un órgano del cuerpo con la excusa de que no es vital.

A pesar de que me detectaron las piedras en el 2009 no me molestaron hasta el verano de 2013. En ese momento, con un par de las limpiezas propuestas por este método, ya noté una mejora importante. En primer lugar desaparecieron los cólicos, las piedras tardaron casi dos años.

La dieta consistía en estar durante una semana a base de comida vegana y sin grasas ni fritos. Tomaba un litro de zumo de manzana diario separado de las comidas. Después de esa semana, seguía un tiempo con la dieta vegana, además de dos infusiones diarias de hierbas para el hígado (alcachofera, boldo y diente de león mezcladas) y más adelante también infusiones para la limpieza de riñones (vara de oro, ortiga muerta y galio mezcladas). Además tomé sales de Epsom y para los cólicos, infusiones de anís. El anís me ayudaba con las digestiones y me disminuía el malestar de los cólicos.

Tengo que decir que, sin piedras, mi vida en general mejoró, no sólo porque las digestiones mejoraron, sino porque el malhumor disminuyó de forma importante.

Espero que esto pueda ser útil a alguien que prefiera evitar una intervención y todos los efectos negativos para la salud de no tener vesícula.

Esther Inglada

eingladac@gmail.com

La Noguera (Lérida)