NINGUNA PLANTA ES ILEGAL

LA FISCALIA PIDE DOS AÑOS DE PRISIÓN Y 18.000€ DE MULTA A JOSEP PÀMIES POR CULTIVAR MARIHUANA TERAPÉUTICA

Es la petición del fiscal, por cultivar marihuana para usos terapéuticos  .
El día del Juicio está por determinar , pero se supone que no será antes de concluir este año.

Desde Dulce Revolución se convoca a dos actos de solidaridad:

El primero en ocasión de la Feria “Alimentación y Salud” en Balaguer , en el transcurso de la conferencia del Dr. Joan Pares “Seis años de experiencia en terapia cannábica) a las 15,30 horas del día 22 de Octubre.

El segundo , el día 23 de Noviembre delante de los juzgados de Balaguer, donde estoy citado a declarar por otro presunto delito contra la Salud Pública, esta vez  por cultivar Cáñamo alimentario y terapéutico sin sustancias psicoactivas.


Las aportaciones voluntarias, donaciones, pueden ingresarse a la siguiente cuenta de la asociación, hacer constar el nombre y apellidos como concepto.

ENTIDAD: FIARE BANCA ETICA

CÓDIGO DE CUENTA (IBAN):
ES72-1550-0001-24-0001501220

BIC O SWIF: ETICES21XXX

BENEFICIARIO: DOLCA REVOLUCIO

Para donaciones mediante tarjeta de crédito, pueden hacerse a través de este enlace.


 ‘NINGUNA PLANTA ES ILEGAL’ es una campaña de desobediencia para conseguir la despenalización del cultivo de marihuana, una planta de uso ancestral, con numerosas propiedades y que el Estado impide plantar con normalidad. Nace a partir de la imputación del agricultor Josep Pàmies al cultivarla para usos medicinales para los socios de la asociación Dolça Revolució.

Ya son demasiadas las plantas prohibidas, ya son demasiadas las personas acusadas de cultivarlas y ya son demasiados los conocimientos populares que nos impiden compartir. Las culturas campesinas son una relación milenaria con el medio y el resto de especies. Ningún estado, ninguna universidad, ningún lobby empresarial, ningún hospital las debe poder impugnar, ocultar o privatizar. Somos personas conscientes y solidarias y no creemos en el paternalismo de una administración que criminaliza las actuaciones por el bien común al tiempo que entorpece la justicia ante la corrupción; una administración que protege los grandes intereses económicos y dilata la resolución de las causas de raíz de la enfermedad, la pobreza y la destrucción del planeta.

Nos oponemos a la inculpación de Josep Pàmies y la Dulce Revolución de las Plantas Medicinales, para cultivar, recomendar y facilitar marihuana para usos medicinales. Consideramos injusto que no se permita cultivar marihuana para usos médicos, cuando esta actividad se derivaría la mejora y curación de diversas enfermedades como lo demuestran cientos de estudios científicos y la práctica diaria de miles de personas.

Mientras seamos privados de poder decidir directamente sobre lo que nos afecta con consultas vinculantes y otros mecanismos horizontales, manifestamos nuestra voluntad de desobedecer leyes injustas