NINGUNA PLANTA ES ILEGAL

Josep Pàmies absuelto por cultivar marihuana terapéutica

Enlace a la sentencia.

La Magistrada Juez del Juzgado de lo Penal número dos de Lleida, ha resuelto absolver a Pàmies del delito contra la Salud Pública que se le imputaba, cuya condena era dos años de cárcel y 16.000€ de multa.
En el Juicio, celebrado el pasado 25 de mayo, quedó probado que las 89 plantas de marihuana incautadas por los Mossos de Escuadra el 22 de septiembre de 2014, en un terreno propiedad del acusado, pertenecían a algunos miembros de la Asociación Dulce Revolución, Entidad a quien Pàmies cedió el espacio para cultivar plantas medicinales.
También se constató que el destino de estas plantas era el uso terapéutico que iban a hacer los propietarios de las plantas y en ningún caso el tráfico ni la promoción externa.
Desde Dulce Revolución celebramos esta resolución y consideramos que abre una puerta a la legalidad del AUTO CULTIVO de plantas medicinales prohibidas pero no vamos a bajar la guardia, seguimos adelante con la campaña NINGUNA PLANTA ES ILEGAL con el objetivo de conseguir el reconocimiento de todas las plantas medicinales prohibidas, animamos a su AUTO CULTIVO y nos solidarizamos con las personas que están atravesando el calvario de una condena, por una situación similar a la de Josep y no han tenido tanta suerte.
Por otra parte, queremos agradecer a los decenas de personas que se han solidarizado con esta causa y han hecho una donación económica, porque esto nos ha permitido sufragar los gastos derivados de la defensa.

¡Tened a punto las semillas que la cosecha va a empezar!

Tambien animamos a plantar una marihuana, todo el mundo que lo desee para ofrecerla gratuitamente a personas que la necesiten, para resolver problemas de salud que de otra forma son de difícil resolución: Cáncer, Epilepsia, Esclerosis Múltiple, Parquinson, Artrosis, Artritis, Fibromialgia, …….


Desde Dulce Revolución se anotaran las personas cultivadoras y se pondrán en contacto con las personas enfermas que la puedan necesitar. Darse de alta en un censo que Dulce Revolución coordinara. Escribir a info@dolcarevolucio.cat 



 ‘NINGUNA PLANTA ES ILEGAL’ es una campaña de desobediencia para conseguir la despenalización del cultivo de marihuana, una planta de uso ancestral, con numerosas propiedades y que el Estado impide plantar con normalidad. Nace a partir de la imputación del agricultor Josep Pàmies al cultivarla para usos medicinales para los socios de la Asociación Dolça Revolució.

Ya son demasiadas las plantas prohibidas, ya son demasiadas las personas acusadas de cultivarlas y ya son demasiados los conocimientos populares que nos impiden compartir. Las culturas campesinas son una relación milenaria con el medio y el resto de especies. Ningún estado, ninguna universidad, ningún lobby empresarial, ningún hospital las debe poder impugnar, ocultar o privatizar. Somos personas conscientes y solidarias y no creemos en el paternalismo de una administración que criminaliza las actuaciones por el bien común al tiempo que entorpece la justicia ante la corrupción; una administración que protege los grandes intereses económicos y dilata la resolución de las causas de raíz de la enfermedad, la pobreza y la destrucción del planeta.

Nos oponemos a la inculpación de Josep Pàmies y la Dulce Revolución de las Plantas Medicinales, para cultivar, recomendar y facilitar marihuana para usos medicinales. Consideramos injusto que no se permita cultivar marihuana para usos médicos, cuando esta actividad se derivaría la mejora y curación de diversas enfermedades como lo demuestran cientos de estudios científicos y la práctica diaria de miles de personas.

Mientras seamos privados de poder decidir directamente sobre lo que nos afecta con consultas vinculantes y otros mecanismos horizontales, manifestamos nuestra voluntad de desobedecer leyes injustas