MMS en un niño autista.

Versión en PDF para móvil o Kindle

Hace ya un tiempo  alguien me dijo que todo ocurría por una razón, en ese momento lo único que pude contestar fue:  -Entonces ¿Por qué toda esta mierda me está pasando  mi?. No mucho tiempo después, tras una difícil separación, mi hijo fue diagnosticado con TEA, (Trastorno del espectro del autismo, de carácter regresivo  calificado de grado medio e importante y con retraso mental)

 

Mi hijo tuvo un desarrollo normal hasta los 18 meses aproximadamente, hablaba,  se reía, respondía a su nombre, decía adiós con la mano... y poco a poco y a partir de esa fecha ocurrió cómo si alguien o algo le borrara la memoria lentamente, dejo de responder por su nombre, dejo de mirar a los ojos, dejó de entender cuando le hablaba, empezó a agitar los brazos, a chillar y a moverse mucho...entre otras cosas.

 

Los médicos, neurólogos, pediatras, psicólogos por los que pasamos describían lo que le pasaba a mi hijo cómo un trastorno serio en la comunicación, la imaginación y la interacción social, de causa desconocida, aunque supuestamente multifactorial y genética, y sin ninguna cura conocida.

Recomendando muchas horas de psicólogos y logopedia para conseguir méritos.

 

Esto, para quien lo  haya vivido, es algo totalmente devastador. Pero a mi había muchas cosas que no me cuadraban. A mi hijo le había pasado algo y yo tenía que descubrir el qué y recuperarle.

 

Empecé a indagar en internet, lo primero con lo que me topé fue que hace treinta años había un caso de autismo por cada 10.000 y a día de hoy, en España, hay un caso de cada 150 y va en aumento. Y en países como Inglaterra o EEUU la cifra es todavía más alarmante. Estaba claro, algo estaba pasando.

 

Después, un cúmulo de cosas me esperaban a un sólo clic, las vacunas cómo causantes del autismo, el thimerosal o metilmercurio que llevan, las dietas libres de gluten y caseína (proteína láctea) que habían recuperado niños milagrosamente, el famoso protocolo DAN. Todo, absolutamente todo, lo estudie al límite y todo tiene su  verdad, pero no son verdades absolutas, desgraciadamente las cosas son un poquito más complicadas, pero ahora no tengo tiempo para explicarlo todo.

 

Así que empecemos con la entrevista y con lo que nos ha traído aquí, el MMS.

 

¿Cómo llegue a conocer el MMS?    

 

Un día, durante mis largas búsquedas en internet, tuve la “brillante” idea de escribir en el buscador de you tube “curar el autismo”, para mi sorpresa encontré una charla grabada en una pequeña sala. Allí, una mujer  Kerri Rivera explicaba paso a paso y detalladamente los pasos a seguir para curar el autismo: dieta, protocolo de MMS, suplementos etc. La verdad que la primera vez que lo vi no entendí nada, aparte de que me parecía alucinante que alguien explicara paso a paso cómo curar algo supuestamente tan complejo e incurable de una manera tan práctica. Ella, explicaba el autismo cómo un exceso de metales (mercurio), virus, hongos, bacterias y parásitos.

Fue entonces cuando empecé a indagar sobre el MMS, la información que encuentras en internet es totalmente contradictoria:  Opción a) Es un producto milagroso. Opción b) Es un veneno mortal.

Para más inri, era un producto ilegal en España, y cómo no, fundamental para el tratamiento del autismo. Las cosas se complicaban, igual que en una película de intriga.

Pero mi hijo seguía loquito, y estancado en algún lugar quien sabe dónde. Y yo no sabía que hacer.

He aprendido a desconfiar de todo y para mí, ni “a” ni “b” eran correctas, así que empecé a preguntar a la gente que tenía a mi alrededor  sobre el MMS, y para mi sorpresa, no fue difícil encontrar a personas que lo habían probado, algunos durante meses y con buenos resultados y lo más importante nadie había sufrido ningún daño. Era el momento de pasar a la acción, entonces lo compré y lo probé, lo estuve tomando por algún tiempo antes de dárselo a mi hijo.

 

¿Estoy proporcionando MMS de mano de algún profesional de la salud?

 

Busque desesperadamente médicos que supieran sobre todo esto, pero no encontré a nadie de quien realmente me fiara, incluso atravesé alguna mala experiencia.

Mientras, cambié la dieta a mi hijo y empezó a mejorar, le hice unos análisis y comprobé que tenía una contaminación muy alta de mercurio, entre otros metales tóxicos.

Si  quería probar con este tratamiento tenía que hacerlo yo misma, así que no me quedo otra que estudiar, estudiar mucho antes de empezar, entender lo que estaba haciendo y porqué. Para ello vi los vídeos de Kerri repetidas veces, la escribí un email y me mando toda la información que necesita gratuitamente y finalmente compré su libro “ healing the symtoms know as autism” (curando los síntomas de lo que se conoce cómo autismo) que en ese momento se acababa de publicar en inglés. Y que es una guía excelente para entender y tratar esta enfermedad a nivel físico.

 

¿Qué protocolo has seguido y sigues actualmente?. ¿Qué dosis y frecuencia  aplicaste o aconsejo en mi experiencia?.

 

Yo he seguido el protocolo de Kerri Rivera, que usa el MMS no sólo ingerido, sino también en enemas y baños, cuando lo leía al principio me parecía que podía ser  algo agresivo. La dosis ingerida depende del peso, en el caso de mi hijo era de ocho gotas activadas al día (15kg-3años) diluidas en 250ml de agua y bebidas en ocho tomas de 30ml cada hora durante el día. Empezando siempre por una gota y subiendo muy lentamente hasta la dosis recomendada por peso. El protocolo también incluye otras cosas no menos importantes cómo administrar agua de mar para restablecer los minerales y hacer el protocolo de desparasitación de Andreas Kalcker, aparte de la dieta libre de gluten, caseína, azúcar y soja.

Pero vamos, lo que recomiendo y aconsejo por mi experiencia es que no tengan miedo de hacer este tratamiento en casa, pero antes estúdienlo bien, existe una guía completa de cómo hacerlo, como ya he mencionado el libro de Kerri, que está a la venta en amazon y probablemente ya esté disponible en castellano. Yo no conozco a esta mujer, sólo sé que cómo yo, es madre de un niño diagnosticado con autismo y que lleva años trabajando con profesionales en busca de la verdad,  que ha dedicado su vida a esto y que gracias a ella hoy mi hijo se está recuperando.

 

¿Qué mejoras he notado en mi hijo?

Empecé con la dieta hace más de año y medio, ya entonces mi hijo comenzó a  mejorar ligeramente y hará unos 10 meses que empecé con el MMS, entre otras terapias que he ido haciendo a la vez.

Creo que lo más alucinante fue cuando empecé con los enemas, lo primero que apareció fue una tenia (solitaria) de unos 12 centímetros, esto te hiela la sangre, y aunque de alguna manera lo esperaba no dejo de sorprenderme incluido a día de hoy; Llevo casi diez meses haciendo a mi hijo enemas a diario con MMS y todavía veo parásitos. Los primeros meses parecía una película de ciencia ficción, todos los días docenas de gusanos e inmensas mucosidades de todo tipo salían del pequeño cuerpo de mi hijo. Algunos de ellos sobrepasaban el medio metro de longitud. Los médicos no le dieron importancia, me recetaron tres día de pastillas y ya. Y desde luego no lo asociaron en absoluto a los síntomas de autismo. Sólo puedo decir que mi hijo ha mejorado enormemente, entiende cuando le hablamos, obedece órdenes sin problemas, empieza a hablar, esta infinitamente más tranquilo, le encanta bailar, reírse, su nivel intelectual es excelente. Todavía queda trabajo que hacer pero sigue evolucionando a buen ritmo y eso es lo importante.

 

Creo que es hora de explicar lo que para mí es el autismo y cómo sucede. El autismo sucede cuando tu sistema inmune, tu flora intestinal está completamente destruida. Imaginemos un campo de fútbol donde la flora intestinal es un césped perfecto, si este césped por alguna razón se destruye, digamos algún tipo de tóxico cómo el mercurio, todo este campo se llena de malas hierbas y bichos.

 

¿Qué  ha pasado en los últimos 30 años para tener un incremento tan salvaje de esta enfermedad?

Hay varios factores que desde mi punto de vista influyen, las madres de mi generación hemos crecido en un mundo infinitamente más tóxico que nuestros padres y abuelos, luego nuestros hijos ya nacen algo contaminados.

Cuando un niño nace necesita unos tres años para formar su sistema inmune: su flora. Por eso  es tan importante amamantar a nuestros hijos hasta esa edad.

En los últimos años la incorporación de la mujer al trabajo ha hecho que los gobiernos obliguen a poner las vacunas mucho antes ya que los niños van antes a guarderías, tanto es así que nada mas nacer ya  ponen la hepatitis B, vacuna que contiene aluminio. En 18 meses mi hijo fue inyectado con unas 8 vacunas, siendo varias de ellas triples.

Otros factores importantes son el  estrés emocional, la mala alimentación y el exceso de antibióticos.

También cabe destacar que hay niños más sensibles que otros, o quizás,  los niños que vienen tengan otra sensibilidad, en muchos sentidos,  y esta sea su manera de decir al mundo que no podemos continuar viviendo así.

 

La contaminación por mercurio y otros metales tóxicos provoca una descompensación bioquímica en el cuerpo brutal, hace que minerales esenciales como el zinc o el selenio, bajen dramáticamente descompensando todo el sistema por completo. La flora queda destruida y en su lugar aparece el hongo cándida, al que le encantan los azucares e hidratos de carbono, convirtiéndolos en alcohol y haciéndote comportarte cómo un autentico borracho (risas locas, descoordinación etc.) Además hace micro perforaciones en el intestino haciendo que moléculas de alimento pasen a tu sangre sin digerir, cómo el gluten y la caseína que llegan al cerebro en forma de morfiáceos (por eso dicen que los niños autistas no tienen sensibilidad al dolor). A parte de la cándida, se crea una mucosidad conocida cómo biofilm, el biofilm es cómo una comuna de virus, bacterias, hongos y metales tóxicos, que se ayudan unos a otros para sobrevivir. Esto es extremadamente difícil de eliminar y es dónde el MMS juega un papel crucial, ya que es tremendamente eficaz. Por último y no menos importante, es la proliferación de parásitos de todo tipo, los parásitos roban los nutrientes de lo que comemos, especialmente la vitamina B6, el hierro y el calcio, entre otros y en su lugar echan a la sangre todo tipo de toxinas similares a diferentes drogas como anfetamina pe. Se hacen muy resistentes con la toxicidad, están por todos los órganos de nuestro cuerpo, rotando para sobrevivir, y ponen infinidad de huevos a diario, es algo terrorífico cuando indagas sobre ello y desde mi punto de vista son causantes de un montón de enfermedades más.

 

Imaginemos cómo se ha de sentir un niño pequeño, que está empezando a descubrir el mundo, al que no le llegan los nutrientes al cerebro y  que está drogado de diferentes maneras continuamente, el resultado es que todo su sistema sensorial cambia. Pe: encienden y apagan luces para autoestimularse por pérdida de visión, andan de puntillas porque sienten su peso al andar, dejan de comer porque su boca se vuelve hipersensible, miran  por el rabillo del ojo porque pierden la visión periférica...Hay multitud de combinaciones de un sistema sensorial alterado, esto provoca niños loquitos y ausentes, lo que los profesionales vienen a llamar Autismo o TEA.

 

¿Qué otras terapias hice y cual aconsejaría ahora para empezar?

Primero tengo que decir que apenas he hecho terapia de logopedia o psicólogos, que no digo que no les ayude pero primero hay que solucionar otras cosas. Con mi hijo empecé una terapia craneosacral   y un programa de ejercicios que me mandó una neuróloga especializada conocidos como método Doman, este método requiere mucho trabajo y dedicación y después de un año lo dejé por falta de tiempo y por el estrés que me generaba. Pero  creo que tanto la terapia craneosacral como el método Doman han ayudado a mi hijo, sin ninguna duda. La terapia con la que vi un cambio más rápido y sorprendente se llama Bioresonancia magnética junto con flores de Bach, usando la Kinesologia  se detecta que “cosas” te están afectando negativamente, ya sea física o emocionalmente y la máquina a través de una suave vibración lo corrige (esto es mi manera de explicarlo, nada que ver con la de un experto). La primera vez que lleve a mi hijo a esta terapia comenzó a llorar y llorar, se enfadó, me pegó, llevaba meses sin llorar, sin demostrar que me echaba de menos cuando no estaba, a partir de aquí todo cambió, empezó a entender ordenes sencillas, a mirar más a los ojos, a demostrar emociones, ya he  ido unas ocho veces y todavía le llevo...pero el cambio es espectacular. Si tuviera que recomendar una terapia entre todas las que he probado, sería esta  sin duda. Pero sin dejar de lado todo el protocolo que he explicado antes. También he probado con otra terapia llamada patrones de resonancia, muy interesante, a la que yo he estado acudiendo. Hay otra cosa que recomiendo cómo súper importante; nuestros hijos son un reflejo nuestro y tan importante es tratarles a ellos cómo a nosotros mismos, esto es algo que nos cuesta mucho, pero cuando nosotros sanamos, ellos sanan. Así que desde mi experiencia es fundamental que madres y padres (aunque, sobre todo madres) busquen su salud y bienestar con la ayuda que necesiten.

 

¿Qué evolución de vida o conciencia he observado en mí y en mi entorno familiar?

 

Supongo que si hay que hablar de milagros aquí hay varios y muy importantes. Dada la situación, después de unos 15 años fuera de casa, yo he tenido que volver a vivir con mis padres, no es que tuviera mala relación...pero buena tampoco. A día de hoy, la paz que se respira en mi casa es un milagro y eso es gracias a mi hijo y a las lecciones que ha traído con él.  No sólo eso, yo siempre me he considerado muy escéptica y claramente atea. En los últimos meses he vívido y experimentado tantas cosas, que por lógica, no puedo negar más la existencia de lo que somos, por eso es tan importante tratarse y comprenderse de una manera holística. Con todo esto he recibido tanta información y de tantas maneras que efectivamente mi vida y mi conciencia están despertando, cómo para muchos otros, pues es el momento. Tanto es así que hecho un par de cursos de REIKI, entre otras cosas, y me he comprado una camilla, y ahora ando poniendo las manos para sanar, yo la escéptica, ¡que venga Dios y lo vea! Ja ja ja.

 

¿Qué dosis de mantenimiento le estas dando ahora a mi hijo?

Pues justo ahora estoy haciendo un descanso cómo de un mes, pues ya llevaba casi diez meses dándoselo de seguido y cómo cualquier medicamento creo que el cuerpo necesita descansar. Ahora le estoy dando probióticos, reishi y shiitake, verduras fermentadas hechas en casa, kuzu con umeboshi... básicamente alimentos que promuevan el crecimiento de su flora. Aunque sigo haciéndole enemas casi a diario cómo ya comenté, pues siguen saliendo parásitos. Comenzaré con el MMS en Agosto de nuevo con una gota y subiendo. Respecto a la dosis preguntaré directamente a su cuerpo a través de la kinesología, es algo muy sencillo que todo el mundo puede hacer y muy útil a la hora de administrar medicamentos y sus dosis, o para ver que alimentos nos van bien o no. Si no te ves capaz, y dudas con las dosis busca un profesional que haga kinesología y pregúntale a él, o simplemente sigue las indicaciones del protocolo de Kerri.

 

Yo todavía sigo en mi lucha y llegaré hasta el final cueste lo que cueste y espero que  todo esto que me ha tocado vivir sirva para ayudar a otras personas, porque ahora sé que las cosas si pasan por una razón.

María.

mery5f@hotmail.com

 

maria1maria2maria3

 

6 Responses

  1. Marianella Cambre 18 octubre, 2016 / 3:10 am

    es interesante, asombroso….. mi hijo tiene 22 años, intento darle todo natural con las flores de Bach….. espero un milagro… No quiero la medicina tradicional para èl

  2. Rosalia Rapela 19 agosto, 2016 / 3:47 pm

    Excelente información, gracias a Dios no tengo ese problema, lo comparto para ayudar amigos que si lo viven. Gracias!!!

  3. ELIANA QUISPE PALOMINO 23 enero, 2016 / 5:09 pm

    Por favor amiga Mery gracias por tu testimonio tengo un niño de 6 años que también tiene autismo y recién estoy empezando.

  4. yurliana montero 23 enero, 2016 / 12:14 pm

    yo doy gracias a dios primeramente y a la fundacion venciendo el autismo que me dio a conocer el protocolo con el mms y mi hija hoy por hoy esta fuera del espectro autista desde los 5 años, le doy dos dosis a la semana por el mantenimiento pero graias a kerry rivera estoy feliz eres grande dios mio

    • Antonio 2 noviembre, 2016 / 10:58 pm

      Informacion importante respecto a estos Parasitos. Y protocolo a seguir para su espulsion. Coprobado y totalmente eficaz
      shttps://es.scribd.com/doc/269341474/Parasito-cuerda-pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *