MMS en animales – Lérida

Me llamo Carolina, tengo 45 años (febrero 2017) y vivo en Tercui (Lérida). En un viaje que hice me encontré un perro de 18 años con artrosis, cáncer de testículo, cataratas, y no sé si llamarle “alzheimer” porque el perro iba caminando y de repente, paraba y se quedaba como si no se acordaba hacia dónde iba. Se quedaba quieto un montón de rato, no podía ni cerrar las piernas por la inflamación de los testículos (que parecían uno en vez de dos). Tenía unas costras en las orejas, le costaba horrores levantarse y acostarse. Le empecé a dar MMS con la siguiente dosis: de 2 a 4 gotas al día, en una toma de 1 gota y después 2 por la mañana y 2 por la tarde-noche. A las dos semanas ya no le dolía al levantarse y acostarse, los ojos empezaron a recuperar su color negro y a perder el blancuzco, el pelo se le puso más brillante y más negro, desaparecieron las costras de las orejas, empezó a levantar la pata para orinar (antes no podía). Lo saqué a pasear y dio la vuelta a la manzana entera y no sólo eso, se quedó detrás de mí, no lo esperé y luego me alcanzó corriendo media calle. Después de 21 días los testículos ya eran dos (antes con la inflamación sólo se veía uno muy grande). Está contento, su alegría es otra, ha vuelto a festejar alrededor del coche cada vez que vuelven sus amos a casa.
Y ahora, en casa, como éramos pocos, cogí un perro (tiene 8 años) del refugio con leshmaniosis. Lleva dos semanas en casa, iba mal de las articulaciones y venía con otitis, le di MMS (de 2 a 4 gotas al día, en una toma de 1 gota y después 2 por la mañana y 2 por la tarde-noche), pues ya no tiene otitis y ya sube las escaleras de los dos bancales sin tropezarse como el primer día. Ya salimos a jugar, a correr y corre bien, ya no se hace nudos con las patas como al principio. Venia mal de cacas y ahora hace bien. Cuando hace flojo, ya sé que tengo que bajar la dosis de MMS y enseguida vuelve a estar normal.
También he probado con mis gatos, una de ellas vino de la calle con un bulto duro del tamaño de una pelota en la barriga. Le di MMS (de 2 a 4 gotas al día, en una toma de 1 gota y después 2 por la mañana y 2 por la tarde-noche) y en su caca expulsó un montón de gusanitos blancos, el bulto desapareció. El pelo se le puso guapísimo y los ojos cobraron brillo.
Utilizo también el MMS cuando veo a los gatos lagañosos, ni me lo pienso, les pongo MMS en los ojos (de 2 a 4 gotas al día, en una toma de 1 gota y después 2 por la mañana y 2 por la tarde-noche y fantástico. Les voy dando como mantenimiento, pues no veo en ellos efectos secundarios. Me he dado cuenta que los animales no ponen mucha resistencia a tomar el MMS.

Carolina Peraza
tercuniana@gmail.com

Tercui (Lérida).