Mi experiencia con la perilla

Estos ataques se han ido sucediendo de forma repetitiva intensificándose en primavera pero también en verano y en cierta medida en invierno y otoño. Siempre me había negado a ir al médico por esta causa, pues no quería que me recetaran cortisonas y otros medicamentos que podrían hacer bueno aquello de que “es peor el remedio que la enfermedad”.
A través de la Dulce Revolución conocí, cultivé y consumí de forma diaria la estevia, pero no me gusta su gusto sola, en cambio me resultaba muy agradable mezclada con té verde, rojo o con té de roca. Ahora hace un año lo probé con la perilla por sus cualidades antihistamínicas y pensé que podría ir bien para la alergia persistente y además junto con la estevia tiene un gusto muy bueno, que lo comparo con la coca-cola, muy refrescante y tonificador. La sorpresa fue que después del primer día de tomar la infusión ya noté un cambio radical. Los ataques de alergia se habían reducido a un par de estornudos al levantarme. Fue radical y por lo tanto no he dejado de tomar desde entonces. Después de un año, tengo que decir que si bien no se ha erradicado del todo la alergia, y esta primavera he notado una cierta pequeña intensificación de estornudos y mocos, no es nada comparable con la situación anterior, ahora puedo vivir.
En resumen mi experiencia personal con la perilla contra la alergia ha sido muy positiva y por eso pienso que también podría ayudar a otras personas afectadas por alergias. En cuanto a la preparación, en 1 litro largo de agua le añado una cucharada sopera entre rasa y colmada de hoja de estevia seca y una cucharada sopera de perilla hasta que hierve durante 5 segundos y entonces apago el fuego. Lo dejo enfriar y tomo un vaso por la mañana en ayunas y otro a la tarde. Lo guardo en lugar fresco o a la nevera cuando la temperatura sube de los 20 grados y así puede durar hasta 2 días.
Mi correo es jrorriols1@gmail.com