Mejoría general

Tengo 38 años. Mi relación con el mar siempre ha sido muy estrecha.
Hace bastantes años que conozco las propiedades y usos terapéuticos del agua de mar a través de un familiar y doctora experta: Mª Teresa Ilari Valenti, quien nos condujo a la Dolça Revolució.

Pero no ha sido hasta hace unos cuatro meses que he empezado a escuchar y leer toda la información recibida a lo largo de los últimos años tras sufrir muchos problemas digestivos, estreñimiento con diagnóstico de colon irritable, intolerancia a la lactosa y al gluten pero sin solución alguna por parte de la medicina convencional, por lo que  decidí comenzar a auto-experimentar con el agua de mar, no resultándome en absoluto extraña la relación entre la misma y nuestros fluidos corporales; en concreto, el líquido intracelular.

Desde que tomo agua de mar me siento más saludable y llena de energía.
Al comienzo de tomar agua noté de inmediato cambios a nivel de sensaciones en estómago e intestinos. Todo parecía haberse suavizado, lubrificado. En concreto a nivel de colón. Consecuentemente he dejado de padecer problemas de hemorroides que a pesar de ser operada con poco más de veinte años me seguían dando alguna molestia.

La primera vez que la probé ingerí dos vasos seguidos con la consiguiente limpieza intestinal (no acompañada de molestia alguna). Procuro tomar una 1/3 parte de agua de mar con agua filtrada en ayunas y otra toma antes de dormir. A veces por falta de tiempo me tomo chupitos 100% agua de mar.

En el caso concreto de mi hija de seis años se la doy en una jeringuilla de 5 ml sin diluir con agua (es la única manera que se la tome) antes de desayunar y en casos de resfriados me ha dado muy buen resultado, no sabiendo a ciencia cierta si funciona o no pero si puedo confirmar que desde los 4 meses de edad cada invierno ha pasado por una bronquitis con alguna neumonía. La de este año, a pesar que no tuvimos mas remedio que darle medicación convencional para bajarle la fiebre demasiado elevada para su edad, estoy segura que las tomas aumentadas a cada hora de AGUA DE MAR junto con plantas medicinales en concreto infusiones de PERILLA nos evitaron los antibióticos y corticoides habituales cada vez que ha pasado por una bronquitis.

También la utilizamos en la cocina: para hervir pasta y condimentar potajes, etc, así como para hacer gárgaras cuando, alguna vez he tenido molestias en la garganta, y para evitar la tos seca nocturna en lo que parecía una alergia leve. Otra utilidad son los baños con 2 kilos de sal marina para eliminar toxinas, estimular el circuito venoso, linfático y drenar líquidos sumamente importante para la salud. Se ha convertido en una actividad semanal súper esperada por mi hija al hacerlo juntas.

Muchas gracias Dolça Revolució por vuestra valentía y labor de divulgación tan importante e impagable. Espero seguir aprendiendo de vosotros!!!

Elena Janer Ortuño

Sant Cugat del Vallés (Barcelona)

ejaner@bufetejaner.com