Mejora prostatitis

Hace siete años en un reconocimiento médico de empresa me identificaron un PSA de 4,3 . Fui pasando revisiones periódicas, pero al segundo año me detectaron un tumor en el riñón derecho y me tuvieron que quitar el riñón. Seguía con revisiones periódicas y los valores de PSA siempre se mantenían entre 4,3 y 4,8. Cada vez aguantaba menos tiempo sin ir a orinar. En el 2010 me detectaron un quiste en el riñón izquierdo del que me operaron en julio del 2011. Al operarme me quitaron un tumor de dos centímetros de baja malignidad. Después de la operación el PSA había subido a 9,1. Localicé epilobio  y  comencé a tomarla de la siguiente manera. Desde abril de 2011 hasta septiembre la tomé dos veces al día y por novenas (9 días tomándola y 9 días descansando). Entonces el PSA  ya me había bajado a 5,4. La dejaba de tomar 10 días antes del análisis de sangre. Desde mediados de septiembre hasta ahora la he tomado todos los días dos veces al día, por la mañana (en ayunas) y por la noche o media hora antes de cenar. Solo he descansado una semana en enero.

Los beneficios que he podido comprobar son que a nivel psicológico me encuentro más tranquilo cuando tomo epilobio y puedo aguantar más tiempo sin pasar por el baño. Además el PSA me ha bajado desde el último análisis a 5,4 (Septiembre). Otro síntoma que tenía, aunque no sé si tiene relación con la próstata, era un dolor al final de la última vertebra que me impedía conducir o estar mucho tiempo sentado y que me desapareció como a los dos meses.

También he comenzado a tomar una vez al día, normalmente por la tarde, una infusión para el ácido úrico, pues lo tengo alto(ortiga, diente de león, cola de caballo y estevia) y un régimen bajo en carne; pero hasta que no pase un mes y me haga análisis no sé sus resultados.

Miguel Ángel García Gimeno

Zaragoza

sedetania@gmail.com