Mejora en diabetes tipo I

2010

Mi hija va a cumplir 14 años. Dos días después de cumplir los 12, la llevé a hacer una revisión. Me habían dicho que últimamente bebía mucha agua, pero yo no había notado nada. Tras unas cuantas preguntas, analíticas y demás llegó el diagnóstico: diabetes I. Ningún familiar conocido tiene diabetes. En casa siempre hemos comido muy sano y ecológico, por eso, pocas cosas tuvimos que cambiar en su alimentación.

En aquel momento yo ya conocía la estevia y tenía información de para qué servía y de sus propiedades. Me empecé a mover para conseguir una planta y desde agosto del mismo año que va tomando. Le gusta más en hoja, tal cual, ¡como un caracol! En infusión no la toma nunca y este invierno hemos tenido la suerte de que la planta nos ha ido regalando algunos brotes verdes (yo pienso que nos tiene cariño, je je!!) y con esto hemos ido pasando, aunque no era lo mismo que en verano, que comía cada vez que le apetecía. Ella acostumbra a comer una hoja por la mañana y otra por la tarde, los fines de semana quizás come a mediodía. No miramos nunca si es antes de comer o después.
Debido a los cambios de su edad, nos cuesta mucho mantener los niveles de glucosa en su lugar, además, a mi hija le gustan las actividades más bien sedentarias. Aunque sus controles diarios tienen tendencia a estar más altos de lo que querríamos, las analíticas que le hacen cada tres meses para mirar los niveles de glucosilada salen siempre dentro de los límites establecidos. También nos hemos fijado que le quita la sensación de hambre, ella dice que es hambre de diabetes.
Desde el principio se ha pinchado ella sola; a pesar de la responsabilidad que muestra ante su enfermedad, su comportamiento es el de una niña de su edad: no tiene miedo de hacer cosas, de salir, no se siente diferente a sus compañeros. Lo que más me satisface como madre es que ríe y está contenta.

Lo que puedo afirmar es que los resultados de glucosilada que le van haciendo, salen dentro de lo que podríamos decir de una persona sin diabetes, y esto es importante, porque el día a día está más bien alta, por lo tanto los niveles de glucosilada de cada 2-3 meses deberían salir también altos y no es así. Por ejemplo, el invierno pasado estuvo por encima de los niveles normales, pero es que no teníamos estevia fresca y a ella en infusión no le gusta. En cambio desde la primavera pasada hasta ahora, que hemos tenido estevia fresca incluso a lo largo del invierno, todos los resultados de glucosilada han dado 6,5 , 6,8 , etc.. Además, como ya he comentado, le calma esa sensación de hambre que ella define como de diabetes.

Enero 2012

Clara tiene ahora 15 años. Hace ya tres años que le diagnosticaron diabetes de tipo I y continúa tomando estevia. En las últimas analíticas el nivel de la hemoglobina glucosilada está a 7,1. Además, en este último año y medio hemos ido bajando las dosis de insulina y esto lo veo como muy positivo.

 

Si queréis contactar conmigo mi mail es mrosarosvila@hotmail.com

Por favor, concretad que venís de la dulce revolución, más que nada por el tema de los virus.

Un saludo