Mejora con alzheimer y parkinson

Soy José Vera, de la región de Murcia y voy a contar mi experiencia con el Alzheimer y el Parkinson. Mi suegro padece Alzheimer desde hace 20 años, empezó a desarrollar muy joven la enfermedad después de unos períodos de estrés muy fuertes. Hace cosa de un mes realicé un viaje a Lleida y con un amigo me pasé a hacer una visita a Josep Pamies, que me dio una de las mejores lecciones de botánica aplicada, en solo dos horas, que en mi carrera de ingeniero agrónomo de 5 años nadie me había enseñado. De todo lo que me comentó me impresionó la mezcla de hierbas realizada por Dulce Revolución para el Alzheimer. Después de una semana me hice con un paquete de dicha mezcla.

 

Mi suegro por esas fechas tenía muchas lagunas mentales, agresividad y paranoias. 6 meses atrás había empezado con los primeros síntomas de Parkinson, pero desarrollándose muy velozmente. Para el Alzheimer está tomando 4-5 medicamentos diferentes al día y en la ultima revisión con el neurólogo probó varios medicamentos para el Parkinson y, todos ellos, le provocaron grandes efectos secundarios sin síntomas de mejoría.

 

Hace dos meses, empezó el tratamiento de las mezclas de hierbas, con una infusión en ayunas, todas las mañanas. A los tres días mi suegro empezó a pensar que se encontraba mejor, pero se mantuvo cauto. A los 15 días no le temblaban las manos, al mes dejó de tener lagunas

mentales y al mes y medio mantiene una conversación normal, además de que se le han ido las paranoias y las obsesiones y está más calmado. Mi suegro empieza a plantearse dejar de tomar ciertas pastillas.

 

Espero que nuestro testimonio sirva de ayuda a otros pacientes con Alzheimer y Parkinson.

Mezcla para el Alzheimer: Verónica + Cola de caballo + Salvia + Ortiga + Estevia. Dos infusiones al día.

 

Noviembre 2013

 

En la revisión anual del neurólogo, hace cosa de un mes, la doctora diagnosticó que el alzhéimer se había estabilizado y no avanzaba. Lo que no le dijimos fue que estaba tomando diariamente una infusión para el párkinson y otra para el alzhéimer. La neuróloga atribuye la

mejora a la medicación, que sigue tomando, y al hecho de la sobreestimulación de mi suegro debido a la atención que presta a su pequeña y reciente nieta y al perro que tiene desde hace años.

 

Del párkinson también mejoró y ya no le tiemblan las manos, solo cuando se pone nervioso. Ahora ya le han quitado la medicación para el párkinson.

 

José Vera

joseopepe@yahoo.es