Mancha en un ojo – Valencia

Me llamo Jose María, tengo 56 años (junio 2017) y vivo en Valencia. Mi experiencia ha sido con la planta Celidonia. El pasado 11 de junio, después de venir de una comida familiar, me deje caer en el sofá para hacer una pequeña siesta. La noche anterior no había descansado demasiado bien, debido al calor. Dormí una media hora más o menos, al despertar noté que el ojo derecho lo tenía raro, un poco seco y la visión borrosa. Fui a lavarme la cara para despejarme y entonces vi que tenía el ojo derecho desde el iris hasta el lagrimal rojo. No me asusté, ya que, no es la primera vez que me pasa y siempre acaba disolviéndose. Así que, no hice nada. A la mañana siguiente, recordé que había comprado la planta y que Josep Pàmies la recomendaba para cataratas y mácula. También había visto en un video cómo se utilizaba y eso fue lo que hice. Me la puse el lunes a primera hora, a medio día y por la noche. El martes cuando fui a lavarme la cara, tuve que “sujetarme para no caer”. No podía creerlo. Apenas quedaba una ligera manchita difuminada al lado del iris.

He investigado por Internet y he comprobado que hay tres tipos de glaucoma B1, B2, B3. El mío era B2. Yo aún estoy asombrado por la rapidez y efectividad de la celidonia.

Jose María López Plá
amadomaestrojesus@hotmail.es

Valencia