Lupus eritematoso – Barcelona

Me llamo Araceli, tengo 44 años (marzo 2017) y vivo en Cornellà de Llobregat (Barcelona). Hace 13 años me diagnosticaron un lupus eritematoso. Mi cuerpo se llenó de manchas inflamadas. El cansancio se apoderó de mi cuerpo y el dolor de articulaciones fue en aumento hasta el límite de no poder ni dormir.

Me recetaron unas pastillas y una crema para las manchas. En ese momento los médicos poco podían saber el origen de mi enfermedad, porque se sabía muy poco de ella.

Durante dos años mi vida se convirtió en un infierno de dolores, mi carácter empeoró y no salía a la calle, a no ser que fuera completamente tapada. Me daba vergüenza las manchas y además, no podía darme el sol.

Cuatro años después sufrí un golpe psicológico con la muerte súbita de mi madre. No pude hacer el luto, porque quedaban a mi cargo mi abuelo y mi tío, ambos enfermos. Esto dio lugar a que no tuviera tiempo para dedicárselo a mi enfermedad, me salté todas las pruebas, hasta que un año después murieron.
Supongo que los mismos nervios taparon un poco la enfermedad, pero unos años después apareció nuevamente y más fuerte que nunca.
Los dolores articulares empezaron a subir de intensidad a pesar de todos los esfuerzos que hacía por hacer algo de deporte. Las manchas aparecían con menos intensidad, pero estaban ahí. Lo peor de todo fue cuando empecé a perder el pelo.

En mayo del año 2016, mi hermana me llevó a charlar con Cande, una colaboradora de la Asociación Dulce Revolución. A partir de aquel día decidí volver a nacer y luchar por seguir adelante.
Fueron 4 horas, dónde pude sacar todas mis emociones afuera, por fin alguien con quien compartir toda aquella acumulación que llevaba dentro de mí y que me estaba ahogando.
Me aconsejó tomar el Bitter sueco, agua marina, pastillas naturales y artemisa. También me aconsejo leer un libro (el Creador), un libro que está abriendo mi mente y me demuestra que querer es poder.
A los quince días de tomar todo lo que me aconsejó, empecé a encontrarme mejor, las manchas habían desaparecido. Un mes después los niveles en los análisis de sangre habían reducido de forma considerable y tres meses después el pelo empezó a crecer, algo que los médicos creían imposible.
Han pasado 9 meses y todavía es pronto para poder dejar la medicación, aunque sinceramente, sabiendo que todo es natural, no me preocupa en absoluto, además el bitter sueco me da mucha fuerza cada día.

Ahora tengo muchas ganas de vivir y avanzo en mi transformación para reencontrarme nuevamente conmigo.

Araceli Trujillo

selitrujillo@gmail.com

Cornellà de Llobregat (Barcelona)

4 Responses

  1. Andrea 3 abril, 2017 / 3:47 pm

    Me ayudo mucho con mi lupus hacer constelaciones familiares.tecnica desarrollada por berth hellinger

  2. Quim 1 abril, 2017 / 8:04 am

    El biter sueco hace tiempo que forma parte de mi botiquín. Tanto de forma oral como tópica en heridas, piel atópica, etc. Es un potente cicatrizante que además evita la formación de coloides, la Artemisia también la tengo en planta, como la Kalanchoe y la Perilla.

  3. Montse 31 marzo, 2017 / 9:56 pm

    Hola. Te entiendo perfectamente. Yo hace 27 años que me lo diagnosticaron y gracias a Dios, aunque lo comparto con el síndrome de reiinaud, con el tiempo se ma ha asociado la fibromialgia y la fatiga crónica. Pero estuve primero con corticoides y aspirinas, ahora, tengo intolerancia a la aspirina. Mi marido, tenía que abrocharme el sujetador por la mañana y lloraba cuando tenía que sacar el coche del aparcamiento para ir al trabajo. Tenía 25 años y ahora tengo ya 52. Estube tomando homeopatía y trayendome, nosodes del LES de Alemania, porque aquí,ni por asomo. Eso me lo paró bastante. Después también encontré gente maravillosa, en mi vida. Leí a Louis Hey y libros de crecimiento espiritual, la enfermedad como camino etc ,etc,etc. Todo perfecto hasta que falleció mi madre. Ahora tomo media farmacia. Pero mucha limpieza de hígado con biopolen ( alcachofa y rábano negro) va espectacular. Hasta hace 4 años, nadaba 1000 metros diarios. Pero complicaciones en hombros me han dejado sin poder nadar. Pero tú puedes superar lo que quieras. El poder está en tú mente, has de estar contento, ser feliz con uno mismo y nunca verte mal. Aunque tengas cara de gato vomitando cómo decía mi madre decirte mirándote al espejo: Qué guapa estoy y que bien me siento. No te Rías. Funciona. A mí en el Hospital de San Pablo de BCN. Fantastico el doctor llobet. Se ha jubilado este febrero. A sido fantástico con migo durante 26 años. No olvidaré nunca su paciencia y su buen hacer. No sé si el que me tocará ahora será la mitad que él. Bueno paciencia y aquí estoy. Muchos besos eres maravillosa.

  4. Isabel 31 marzo, 2017 / 4:14 pm

    Te felicito por compartir tu testimonio de como las plantas curan, y es una gran ayuda para quien tenga un problema similar, yo tengo hipothiroides me ha causado probemas de la piel muy seca y da mucha comezón, y perdido peso……Dios te bendiga y adelante

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *