Linfoma Folicular Grado III A – Córdoba

Me llamo Sandra, tengo 51 años (noviembre 2016) y vivo en Córdoba (Argentina). En febrero de 2014 fui diagnosticada de Linfoma Folicular Grado III A. Cuento con todos los estudios médicos que avalan el diagnóstico. Se me indicó quimioterapia, la cual no realicé. Hice dieta alcalina, homeopatía, tomé graviola (o guanábana) y también una planta que me dieron en Perú llamada Jergón Sacha, ambas en polvo de alta pureza. En octubre de 2015 el tumor que tenía en la parte izquierda de mi cuello realmente era gigantesco, diría que más grande que el puño de mi mano cerrada. También había ido cogiendo ambos maxilares y la nuca. Me había salido también pequeños tumores en parte derecha.

En noviembre de 2015 comencé a sentir que la tumoración iba cambiando de consistencia. En febrero de 2016 el tumor había desaparecido por completo. Tengo fotografías que periódicamente me sacaba donde visiblemente puede notarse como iba disminuyendo el tumor. Hoy por hoy no tengo nada en absoluto visible.

Mi experiencia con el médico alópata fue muy mala, obviamente terminamos disgustados porque me negué a la quimioterapia. Por esa razón ni siquiera he deseado volver a hacerme un nuevo TAC para corroborar que el linfoma desapareció. Para mí, verme el cuello que ha vuelto a la normalidad es suficiente. Sigo haciendo las consultas periódicas con mi homeópata unicista.

Cuento con informes de diagnóstico (biopsia, TAC) y las fotografías desde que comenzó la tumoración en cuello, su máximo tamaño y luego la paulatina desaparición del mismo en el término de aproximadamente 3 meses.

Sandra Colomé

sandracolomecba@gmail.com

Córdoba (Argentina)