Linfoma B – Lérida

Mi nombre es Juan Echevarria, tengo 39 años (enero 2020) y vivo en Sort (Lérida). Para contar mi experiencia he dejado pasar un tiempo razonable (6 años), con el fin de poder afirmar con seguridad que el linfoma B de célula grande, está superado. El testimonio es puramente técnico e informativo, sin entrar en detalles ni profundizar en lo espiritual. Así mismo, dejo bien claro que estoy absolutamente convencido de que jamás he estado tan vivo como cuando viví este proceso. A mediados de diciembre del 2014, después de una ecografía, me confirman que la molestia abdominal que arrastraba desde hacía 3 meses, se debía a una invaginación del intestino delgado. El mismo día me operan de urgencias cortando 10,4 cm del intestino.

El día 31 de diciembre me comunican el resultado de la biopsia: Lesión en intestino delgado, resección ilegal segmentaria: Infiltración en mucosa, submucosa, muscular propia y serosa por un linfoma B difuso de célula grande, con ulceración superficial. Márgenes de resección de mucosa libres de neoplasia. En los días posteriores al alta hospitalaria me practicaron un Pet Tac y una prueba de médula ósea. El resultado de los dos estudios fue favorable, no se encontraban indicios de células cancerosas. Aun así, el día que me notifican el resultado de la biopsia (31/ 12/2014) ya tenía programadas las 6 primeras "sesiones preventivas" de quimioterapia que debía empezar el día 6 de enero del 2015, a la que me opuse por falta de confianza en el argumento de los médicos (cumplimiento protocolar para la total limpieza del cuerpo y muy posible, 70%, de reaparición maligna del linfoma).

Desde el día de la operación conté con el asesoramiento de nuestro osteópata familiar y una excelente terapeuta que trabajaba en ese momento con él. Dos personas que hicieron una gran labor para dejarme ver, sin presiones, que hay más de un punto de vista sobre lo que es un cáncer y el por qué llega a nuestras vidas. Leí sobre el Dr. Hamer y la nueva medicina germánica (http://nuevamedicinagermanica.org/es).

Tuve la gran suerte de llegar hasta casa Pàmies donde en casi 2 horas de visita personalizada con Aleix Pàmies, con un nivel de humanidad y profesionalidad admirable, nos orientó al completo en las conductas alimenticias y la ayuda con plantas medicinales para poder llevar adelante el ciclo del cáncer con éxito. De un gran listado de consejos creo que los más relevantes fueron tres: la dieta alcalina, purificación de la sangre con la mezcla de infusiones de ortiga, milenrama y caléndula y los baños con sal, 3 veces a la semana.

En la búsqueda del real origen de mi linfoma, el osteópata (Néstor) y su colega   (Caterina), me recomendaron la biodescodificación (Nuria), terapia que recomiendo ampliamente. Hoy por hoy estoy curado y estos son los resultados de mi última analítica hecha en el 2017:

MARCADORS TUMORALS      1.40 mg/L         0.4 - 2.4

Agradezco enormemente a quienes me ayudaron profesionalmente y muy especialmente a mi compañera de vida y madre de mis tres maravillosos hijos que fue pilar fundamental en este redescubrir la vida.

.
Comparto los datos de las personas que colaboraron en la recuperación.

Osteopata y homeopata: Néstor Calvete (666052066)

Caterina Boixader (661857266)

Nuria Noguera (620575416)

.

Juan Echevarria (651083681)

ferreteriasort@gmail.com

Sort (Lérida)