Lesiones graves en la rodilla por artrosis

La primera vez que supe de la Consuelda fue leyendo el Clan del Oso Cavernario, en el que la protagonista la utiliza para sanar una rotura y bajar la inflamación, y pensé "ojala la tuviera a mi alcance". La segunda vez que leí sobre esta planta fue en el libro de María Treben, libro del que supe por una entrevista a Josep Pamies. Por entonces ya había aceptado ponerme una prótesis de rodilla pues el dolor que padecía me impedía dar un paso y subir las escaleras era un suplicio. Tenía una subluxación de rotula, meniscos, ligamentos rotos y deterioro del hueso producido por la artrosis. Según los médicos la única solución era la prótesis.

Cuando busqué esta planta no pude encontrarla en ningún herbolario porque me dijeron que estaba prohibida su venta. Hice unas cuantas indagaciones y conseguí que me la trajeran de fuera.

Preparé una crema con consuelda como indica María Treben en su libro y empecé a aplicármela en la rodilla con un suave masaje. A los dos días empecé a sentir que el dolor disminuía y a los pocos días empezó a bajar la inmensa inflamación que tenía. Pude empezar a andar como tantas veces me habían aconsejado los médicos, pero esta vez sin el dolor que me impedía hacerlo.

Hasta ahora sigo andando y subiendo escaleras sin dolor y hasta he empezado a ir a clases de baile para hacer un poco de ejercicio y para comprobar como me respondían las rodillas. Soy feliz porque he podido bailar de nuevo sin dolor.

He dado esta crema a conocidos y amigos con problemas parecidos a los míos, con esguinces o artritis en las manos y algunas dolencias mas de huesos por inflamación o degeneración de algún tipo. Todos están encantados de los resultados y no doy abasto a hacer crema.

La pomada se prepara como sigue:

Los trozos de raíces de la planta se pican y se fríen brevemente en manteca de cerdo pura de la parte de los intestinos. La proporción es el 20% de la planta sobre el peso de la manteca que se utilice. Como yo normalmente hago un kilo de manteca cada vez, agrego 200 gramos de planta. Se deja todo reposar durante la noche. Al día siguiente se calienta un poco, se filtra a través de un lienzo y se exprime. Se llenan enseguida pequeñas vasijas bien limpias y se guardan en la nevera.

Espero que mi experiencia os sirva de ayuda y si queréis poneros en contacto conmigo para cualquier duda sobre ella podéis hacerlo en mi correo.

M.Angeles

marian131953@gmail.com

Noviembre 2013