Lagrimeo en gato – Santander

Me llamo Ramón, tengo 64 años (Febrero 2017) y vivo en Cueto (Santander) Mi gato tenía mucho lagrimeo por lo que acudí al veterinario. Después de pagar una factura importante y darle varias medicinas, al poco tiempo el gato seguía igual. Fui a otro veterinario, más medicinas. Las terminó y fui a la farmacia a por más, pero no me las quisieron vender sin receta. Fui a la huerta, cogí un poco de celidonia (Chelidonium majus), también conocida como hierba golondrinera e hice un poco de zumo. Lo mezclé con vino blanco y con infusión de manzanilla. Lo rebajé con agua destilada al 50% y le puse una gota al gato en cada ojo y se le curó. A los diez días vi que empezaba de nuevo con el lagrimeo por lo que le eché otra única gota de la “pócima” y se le quitó.

Ramón Berrueco
rberrueco@gmail.com

Cueto (Santander)