INFLAMACIÓN UTERINA Y PARESIA PATITA DERECHA EN AGAPORNI – ÒRRIUS

HISTORIAL:

Agaporni hembra de 9 años de 55 gramos de peso.

Vive suelta por el piso con su pareja macho. Solo entran en la jaula para dormir. Buena calidad de vida, juguetones, sociables y bien alimentados (semillas, frutas y verduras a diario)

Hace 2 años pone unos 20 huevos en un plazo de 3 meses, sin fertilizar.MMS PARA AGAPORNI

A continuación comienza con problemas de picaje.

El picaje es un problema comportamental de los pájaros en cautividad, se desconoce en pájaros salvajes. Se produce cuando el animal no se encuentra bien, sea físicamente o psicológicamente, consiste en arrancarse las plumas.

DIAGNÓSTICO:

Tras visita al veterinario, el diagnóstico es inflamación del útero y paresia en la pata derecha. (presión en el nervio que le produce semi paralización de la pata). Mejora con el antiinflamatorio y las vitaminas recetadas. Se toman también medidas para que duerman más horas y crean que hay poca luz y no es época de reproducción.

EVOLUCIÓN:

Deja de poner más huevos.

Progresivamente, a lo largo de los 2 años siguientes, la agaporni va volando menos, está más apagada, hecho que ya indicó el veterinario que iría aconteciendo paulatinamente.

PRUEBA CON MMS EN EL BEBEDERO:

En enero 2021 decido ponerle MMS al agua del bebedero. 4 gotas activadas en 1 vaso de agua. Las vitaminas se las doy separadas del mms, evidentemente.

En escasos días, se la ve más despierta y activa. En un mes vuelve a realizar vuelos muy cortitos (antes ya no volaba). La paresia sigue igual, pero ella está más activa y despierta y dada su edad también es razonable que no vuele como años atrás.

CÁLCULO DE LA DOSIS: si para 4 kgs de peso es 1 gota activada, para 55 gramos corresponde 0,014 gotas, es decir 1 centésima de gota.

La cantidad que puede beber un pájaro de esta medida es poquísima, calculo que unos 5 mls al día de agua, lo que correspondería a 0,08 gotas. No deja de ser 6 veces más de la dosis por peso, pero decidí poner esta cantidad porque van bebiendo a lo largo del día, el bebedero está abierto y el dióxido de cloro se va evaporando.

Gina Garcia
Òrrius
ginagarciacos@hotmail.com