Inflamación próstata

Me llamo Máximo, tengo 60 años (enero 2017) y vivo en Seseña (Toledo). En mayo de 2015 empecé a notar que me costaba bastante orinar. Fui al médico y me hicieron una cistoscopia. Tenía la próstata obstruida y más grande de lo normal. En quirófano me quitan la obstrucción y analizan las muestras (hay un 20% de células cancerígenas). A partir de esto la decisión es radioterapia o quitar la próstata.

Ante esto decidí pedir otra opinión y en el mes de julio fui a otro hospital. En septiembre me hicieron otra biopsia y otra ecografía. El resultado no fue muy malo. Detectaron unos nódulos y me hicieron una resonancia magnética para ver realmente dónde estaban.

En el mes de diciembre, comienzo a tomar mucha fruta, verduras, zumos hechos por mí y un preparado: 200 gr de áloe vera, 200 gr de miel y 2 cucharas soperas de whisky. Todo esto lo bato y tomo 2 cucharas soperas 3 veces al día, ½ h antes del desayuno, comida y cena. Reduzco la ingesta de dulces, azúcar y carnes. Cambio la leche de vaca por leche de almendras.
En junio de 2016, paso de nuevo por quirófano y me hacen otra biopsia. De 24 muestras, 23 dan negativo y solo en una de ellas hay un 10% de cáncer. El resultado es muy bueno.
A partir de aquí la decisión es llevar un seguimiento, ahora en enero de 2017, me toca revisión y analítica. Llevo algo más de un mes sin tomar el áloe vera, pero en cambio estoy tomando la kalanchoe daigremontiana desde hace una semana.
Máximo Martínez

maximo_mrtez@hotmail.com
Seseña (Toledo)