Hirsutismo (exceso de vello) – Toledo

Me llamo Montserrat, tengo 31 años (febrero 2017) y vivo en Toledo. Toda la vida he sufrido hirsutismo, que más o menos tengo entendido que es el exceso de vello, en cara, piernas, axilas, pechos etc. Es horrible. Los médicos decían que se debía a un desarreglo hormonal y que de ahí, tenía más testosterona de lo normal para ser fémina. Por ello también mis menstruaciones eran irregulares y dolorosas. Tomaba la píldora.
Tuve que gastarme un dineral en: cera, cremas depilatorias, cremas decolorantes, largas sesiones de láser para acabar con el vello. Éstas fueron bastante eficaces, pero dolorosas, sobre todo en la zona facial. Una pesadilla que no se la deseo a nadie.
Un día, tras escribir a la Asociación Dulce Revolución, decidí dejar todo, incluida la píldora. Estaba cansada y, total, me seguía doliendo igual que antes. Comencé a tomarme todos los días la mezcla de plantas (vítex, milenrama y bolsa de pastor) y, en lugar de infusión, me hice un extracto de todas ellas. También tomé magnesio y me hice baños vaginales de artemisa. Bebía agua viva de manantial y una dieta alcalina, sin alcohol, etc… Fui constante y pelo que me quitaba con pinzas, no volvía aparecer, ni siquiera los más gruesos. El resultado es sencillamente INCREIBLE: no tengo apenas vello, podría decir que el problema se me ha resuelto en un 99,9%. La menstruación me viene “como un reloj” y no me duele apenas. Lo que no había conseguido a lo largo de mi vida, lo conseguí en apenas unos meses. No me lo creía. Hubo momentos que lloraba de la emoción.
Y todo gracias a la madre naturaleza y a Dulce Revolución que hacen una labor tan bonita que es digna de reconocer.
He querido contar mi experiencia porque sé que hay muchas chicas que se enfrentan a este problema y es muy duro, crea complejos, traumas, y quien lo vive sabe que es una pesadilla, por eso insisto, gracias a vosotros y a la solución que me ofrecisteis (natural, barata e indolora). He vuelto a ser feliz y a recuperar la seguridad y autoestima que perdí por este problema. Gracias de corazón amigos de Dulce Revolución.

Monserrat García
testimonios@dolcarevolucio.cat

Toledo