Hipertensión – MURCIA

Mi nombre es Josefa, tengo 68 años (enero 2020) y vivo en Cabo de Palos (Murcia). Quería contar mi experiencia con los productos naturales. Hace 12 años me detectaron hipertensión. He estado tomando diariamente pastillas para la hipertensión y un diurético. En múltiples revisiones médicas me quejé de que tenía problemas con la circulación periférica, con síntomas alarmantes, ya que en aquel momento vivía en un pueblo de montaña de Salamanca y tenía los pies y manos congelados en invierno. Todos me decían que no era por la medicación, que al contrario que estaría peor si la dejaba. Cansada, decidí empezar a investigar. Hace dos años empecé a suprimir el diurético poco a poco sustituyéndolo por agua y zumos que me ayudaban. Desde siempre he hecho y sigo haciendo, deportes aeróbicos, camino muchísimo todos los días por eso no entendía ese deterioro, precisamente en los pies y piernas. Durante esa investigación encontré muchos videos sobre agua de mar, estevia, Josep Pàmies y, al escucharlos, les escribí y les conté mi caso. Me aconsejaron tomar su preparado de hierbas para la hipertensión (mezcla de: hojas y flores de espino blanco, diente de león, olivo, pasiflora, stevia y lavanda). Empecé a tomarlas el 12 de marzo de 2018, y a los 15 días empecé a ir "rascando" pequeñas cantidades de una de las pastillas que tomaba para la hipertensión, para ir desintoxicándome de ella a nivel físico y "mental". El 25 de junio a penas tomaba 1 mg, un trocito para, simbólicamente convencerme que no la necesito. Mi tensión arterial está perfecta, mucho mejor que antes de empezar a tomar las infusiones, a veces demasiado baja, lo cual me lleva a plantearme que en algún momento y a largo plazo tendré que ir suprimiendo la otra pastilla.

Increíble el efecto producido en apenas 3 meses. A parte de la mejoría en la tensión arterial, tenía problemas de insomnio y también me ha desaparecido. Cuando uno empieza a investigar y tomar las "riendas de su cuerpo" es emocionante. También he aprendido a cocinar con agua de mar, como sustituto de la sal, la cual la bebo todas las mañanas en ayunas (tengo la suerte ahora de vivir a la orilla del Mediterráneo). Por amor y respeto a los seres vivos mi alimentación ha cambiado. Sigo tomando la mezcla de hierbas para la hipertensión mañana y noche. Creo que en unos meses suprimiré la única pastilla que me queda (pues de 10 mg. ya voy por 2,5 ). Doy gracias por haber llegado a una edad en la cual poseo el "lujo del tiempo", para poder aprender de todas esas personas que nos trasmiten sus conocimientos.

Gracias Dulce Revolución, espero en algún viaje poder visitar vuestras instalaciones.

.

Josefa Hurtado
josefahm89@gmail.com

Cabo de Palos (Murcia)