Hepatitis A

Hola a todos, mi nombre es Ángeles, tengo 60 años y vivo en Motril (Granada). Soy veterinaria con 35 años de experiencia en grandes y pequeños animales; desde hace unos 20 años llevo utilizando unas cápsulas en concentración de 150 mg. cuyo principio activo es la silimarina (cardo mariano), principalmente en perro y en mí misma, ya que tuve una hepatitis A y desde entonces mi hígado es sensible y a veces me da una advertencia. No sé exactamente cómo me vino la información de este maravilloso medicamento, el cual nunca vi recetar a humanos y que era totalmente desconocido por los médicos, los cuales, al nombrárselo, mostraban un desprecio como si se tratara de una pócima de dudosa procedencia y eso que es fabricado por unos “prestigiosos laboratorios”. No dejo de preguntarme la razón por la cual, este medicamento o cualquier preparado a base de silimarina, no se usan sistemáticamente en tratamientos crónicos en los que el hígado es literalmente machacado con potentes medicamentos. Creo que es una pregunta tonta, todos sabemos por qué pasan estas cosas.
Este medicamento tiene la ventaja sobre otros compuestos a base de silimarina, en su concentración, 150 mg/cápsula, se empieza con una dosis de ataque de tres cápsulas diarias, después de las comidas y luego se sigue con dos, durante un período de 15 días. Después un período de descanso y volver al tratamiento.
Desde aquí os animo a probar este maravilloso principio: la silimarina y también, si tenéis oportunidad de enseñar a los médicos, ellos también tienen mucho que aprender, sobre todo humildad.
Aprovecho esta oportunidad para agradecer a Josep Pamies toda su labor, gracias a él descubrí la Kalanchoe Daigremontiana, otra maravilla de la naturaleza.

 

Ángeles Soler

Motril (Granada)

anvet2011@gmail.com