GINKGO BILOBA ÁRBOL MILENARIO DE LA MEDICINA TRADICIONAL CHINA.

Hoy en día es un símbolo declarado Árbol Inmortal ya que sobrevivió a la bomba de Hiroshima. Tras la explosión atómica en 1945 no quedó nada vivo, 8 meses después nació un brote a los pies de un Gingko quemado. Actualmente ese brote de Ginkgo mide unos 17 metros y simboliza la esperanza.
Por su longevidad está en jardines y patios de muchos conventos, universidades, parques.
Este árbol es aliado de los estudiantes además de aumentar de la concentración y memória. Refuerza la producción de neuronas.
Mejora la circulación y riego sanguíneo del cerebro.
Indicado en el síndrome de las piernas inquietas, en algunos vértigos, dolor de cabeza y tinitus
Recupera energía y vitalidad
Tomando durante el invierno evitarás la pesadez de piernas en verano.
Se emplea en infusión de las hojas secas (1 cucharada de postre de las hojas por vaso de agua ).
En tintura, 30 gotas por vaso de agua de 2 a 3 veces al día.