Funcionamiento

La asociación está registrada legalmente y se rige por unos estatutos de acuerdo con la normativa de asociaciones sin ánimo de lucro. Los socios deciden mediante asamblea general el funcionamiento de la entidad y son responsables de su buena marcha.

Los socios pueden colaborar voluntariamente en las tareas propias de la asociación, especialmente en el cultivo y la promoción de las plantas medicinales. En este sentido, se esta estableciendo una red de cultivadores con la finalidad de tener plantas disponibles para las personas que las necesiten. Se empezó con la Stevia para sanar la diabetes y las Kalanchoes para el cáncer, y actualmente con las diferentes plantas que tenemos ya permite ayudar a resolver infinidad de enfermedades.

Los integrantes de la red de cultivadores podrán tener plantas permanentemente y las irán multiplicando con el fin de intentar suministrar a todo aquel que quiera tener plantas en su casa. Hay que decir que con muy poca superficie de terreno o con unas cuantas macetas se pueden tener plantas medicinales todo el año. Así pues, no hace falta tener una gran superficie de terreno para colaborar en la red de cultivadores.

La Dulce Revolución con sede en Balaguer (Lleida) no pretende satisfacer las necesidades de todo el mundo sino incentivar la autonomía total de los grupos en la red que hagan la misma o similar tarea.

Si deseáis formar parte de la red de cultivadores, escribid explicándonos dónde estáis y qué lugar tenéis para cultivar las plantas medicinales (info@dolcarevolucio.cat).