ESTÁN MATANDO A NUESTROS ABUELOS

Se vuelve a repetir el caso de muerte masiva de abuelos en una misma residencia, en este caso en Tremp (Lleida) dónde han muerto más de 40 personas después de que todas ellas habían recibido la vacuna de la gripe estacional.

Este mismo hecho sucedió en Barbastre (Huesca) en la primavera donde el porcentaje de muertes que habían recibido la vacuna fue mucho más alto que quienes no habían sido vacunados.

Desde Dulce Revolución denunciamos la carencia de interés verdadero en la salud de las personas. Denunciamos la manipulación de los datos que se nos presentan como oficiales y la falta absoluta de ética de los gobernantes.