Dermatitis atópica crónica

Mi nombre es Maribel Carrera, tengo 56 años (octubre 2016) y mi hija Natalia tiene 21 años. Vivimos en Madrid.
Mi hija sufrió entre los 11 y los 13 años un proceso de Dermatitis Atópica Generalizada, severa y crónica según nos dijeron. Además de origen idiopático, es decir, no sabían la causa. Ella, hasta ese momento, tenía muy buena salud en general.

En casa, normalmente, tomamos pocos medicamentos porque he procurado prevenir y tratar las dolencias, en la medida de lo posible, con complementos naturales. Soy consciente en relación a la alimentación y la suplementación con fitoterapia u otros complementos.

Durante estos dos años busqué todo tipo de terapias (no alopáticas) para ayudar a mi hija porque su dolencia era generalizada en todo el cuerpo, con grietas, sangrado, descamación, urticaria....en fin, un suplicio para ella. La cortisona que le recetaban solucionaba el problema momentáneamente. Al final estaba ya al borde de la depresión, porque era una edad también complicada, y le creaba problemas de imagen y de relación con otros jóvenes.
Finalmente mi hija se curó con homeopatía. En dos meses dio un cambio radical, y luego estuvo en mantenimiento durante algo más de un año, con revisiones trimestrales. Desde entonces no lleva ningún tratamiento y su sanación es total. Ahora tiene una piel estupenda y también ha sanado incluso su psicología, pues esta terapia actúa holísticamente.

Tengo que decir que, anteriormente a esta doctora homeópata, acudimos a otros dermatólogos, a la Medicina Biológica, el Ayurveda e incluso a otro doctor homeópata, pero en ningún caso tuvimos un resultado tan significativo. Sé que hay un factor también emocional o psicológico, muy personal, que posibilita que los tratamientos funcionen mejor.

Siento un gran respeto por la labor de toma de consciencia de Josep Pàmies y por compartir su sabiduría. La medicina del futuro debe integrar todos los conocimientos y sobre todo dañar lo menos posible a los pacientes.

Maribel Carrera

maribelcg07@gmail.com

Madrid