Dengue – MMS – Roberto – Argentina

Mi nombre es José Roberto, tengo 38 años (mayo 2020) y vivo en una zona semirural, ciudad pequeña y tranquila. Quiero aportar mi testimonio sobre MMS.
Comencé el jueves 23 de abril de 2020. Tenía entre 37,5º y 36,7º. Mi alimentación es muy sana de vegetales y carne, consumo azúcar en bajas cantidades, lo mismo que la harina refinada. Tomo infusiones de plantas aromáticas regularmente como el cedrón, té, cáscara de naranja, moringa y plantas de mi propia huerta.
Practico deportes 6 días a la semana. No tengo una vida agitada y trabajo como persona independiente.
La región actualmente está siendo afectada por Dengue de todos los niveles, la más común de tipo D1. En ciudades cercanas se llegó a registrar casos de Dengue hemorrágico.
En junio del 2019 ya fui diagnosticado con D1. A base de esta experiencia pude reaccionar a tiempo para hacer este tratamiento antes de que empeorara sus síntomas que ya reconocía debido a que no había síntomas anteriores para justificar una febrícula repentina y un malestar intenso general.

Vista del tratamiento con MMS
Jueves 23 de abril
1ª dosis: 7:27 h con agua de canilla.
Sensaciones: De gas en el estómago. Sabor agradable. No corrosivo.
Comentarios: Se hizo protocolo de 5/5 gotas de cada compuesto en un litro de agua. Se colocó en la heladera en botellas de vidrio envueltas en toallas. Se bebe poco menos de un cuarto de vaso.
No llegué a tomar toda ya que vi que no se preparaba con agua que sea de la canilla.
8:30 h: Diarrea, molestia abdominal
2ª dosis: 9:10 h con agua mineral
Sensaciones: Sabor diferente, se siente más el sabor del mms, molestia abdominal.
10:00 h: Diarrea
13:00 h: Almuerzo
14:00 h: Hospital para análisis y descartar o confirmar dengue. Temperatura normal
15:00 h: Alivio casi total
3ª dosis: 15:10 h: Menos sensación de malestar estomacal.
19:00 h: Merienda. Malestar, sensación de fiebre.
4ª dosis: 20:40 h
22:00 h: Hora de dormir. Sensaciones de fiebre, dolores articulares, aunque no tan intensos como el día anterior. Fueron mermando con el pasar de las horas.
Viernes 24 de abril
8:30 h: Al levantarse los síntomas de la noche pasaron, solo quedaron dolores amplificados por el malestar cervical que ya tenía desde hace un año que produce otros síntomas.
Por iniciativa propia suspendí el tratamiento con MMS.
Decidí esperar un día al menos para consumir vitamina C.
Sábado 25 de abril
Todos los síntomas y malestares desaparecieron. Comencé a consumir vitamina C (jugo de dos limones por día).
Martes 28 de abril
Toma de análisis de Dengue.
Lunes 4 de mayo
Resultado de análisis de dengue. Di positivo en anticuerpos.

El MMS funcionó de forma muy rápida aliviando síntomas y contrarrestando la enfermedad. Dejé de tomar MMS antes de tomar casi un litro de la fórmula faltando dos medidas. En mi caso, sentí que ya era suficiente para que mi cuerpo hiciera el resto y se contrarrestara a su tiempo y forma al dengue.
Puedo deducir que fue de otra sepa, ya que los anticuerpos duran un año con la sepa que trasmitió el mosquito, en mi caso de junio del 2019 fue el D1. En este último diagnóstico no hicieron estudio de qué sepa de dengue fue.
En la anterior vez con el diagnóstico la duración fue de dos semanas aproximadamente de malestares y fiebre, 6 días en malestar y 6 días de recuperación en dolor y fiebre intermitente de alrededor de 38º.
Esta vez fue un febrícula de 37,5º de máxima.
Pienso que el haber iniciado el tratamiento al comienzo de los síntomas ayudó a que no avanzara la temperatura y la recuperación haya sido tan rápida.

Dato extra
Desde hace 4 años tengo un hongo en el dedo meñique que se desarrolla muy rápido y además es doloroso. Me quedó desde los días de trabajo en una pileta en el 2016. Este aparecía si usaba mucho tiempo un calzado con medias. En el día posterior a mi mejoría con el MMS usé todo el día medias y también usé mucho tiempo calzado y el hongo no apareció en todo el día, tampoco volvió a aparecer picazón por lo que seguí probando esto durante unos días más y deduzco que el hongo desapareció completamente.
Agradecimientos
A ustedes quienes publican esta verdad en la cura de enfermedades supuestamente incurables. En la actualidad les doy mi más grande agradecimiento y me siento en deuda ya que probablemente me salvaron la vida, ya que el diagnostico positivo por segunda vez suele ser letal.
Para mí son nada menos que los últimos valientes en esta tierra de tibios. Quisiera dar mi grano de arena por eso armé este registro y me propongo dar a otros esta cura.

José Roberto Gutiérrez
jrogutierrez@gmail.com
Virasoro, Corrientes (Argentina)