Carcinoma en el hígado

Mi suegro sufre hace años un problema hepático a raíz de una infección en su juventud. De hecho tiene un carcinoma en el hígado y le han quitado unos pólipos en la vejiga para lo cual le están dando quimio. En su día también le dieron quimio para las manchas del hígado y cada 15 días necesitaba una transfusión de la sangre. Empezamos en junio 2011 a tomar la planta kalanchoe para el hígado.

 

En aquellas semanas de mayo y junio estaba tan débil que le era difícil moverse. Incluso regar nuestro jardín ya era un suplicio, muy a su pesar, pues en cierto modo esta actividad, ver crecer las plantas, flores y verduras le daba vida.

 

Empezamos en aquellos tiempos comiendo la kalanchoe con el estómago vacío en cantidad del tamaño de una tarjeta de crédito.  El nivel de glóbulos rojos estaba entre los  6 y 6,5 millones. A los  15 días de la transfusión el valor bajaba de nuevo a los mismos niveles entre 6 y 6,5.

 

Adicionalmente a la Kalanchoe tomaba infusiones de alcachofera, cardo mariano y otros.  Debido a las diarreas que le producía, combinado con la alimentación de verduras, las cambiamos por unas pastillas concentradas de estas mismas plantas que compré en un herbolario.

 

En el transcurso de la terapia con la kalanchoe cambió su alimentación a un equilibrio de 80 – 20 de alcalino y ácido. Es, sin lugar a dudas, una de la pautas más importantes para que aumente la eficacia de las plantas. No es fácil cambiar por completo la alimentación de una persona mayor, pero él está en ello y en parte lo hace como es debido. De hecho es muy consecuente en lo que se refiere a la toma diaria de la planta y de la pastilla.

 

A día de hoy (octubre 2011) es otra persona. Sus niveles de glóbulos rojos estan en 10,3 y no ha recibido una transfusión de sangre desde hace más de un mes. Hace unas dos semanas hemos iniciado una pausa en la toma de kalanchoe de exactamente 3 semanas. Dicha pausa termina el día  13/11/11. Durante este tiempo hemos sustituido la kalanchoe por el consumo de aloe vera, tres veces al día, y pastillas de graviola.

 

Está regando nuestro jardín, se da largos paseos y ha realizado hasta viajes dentro de España. Hasta se está planteando un viaje a la India. Ya es otra persona y se encuentra formidable.

 

En resumen podemos definir los pilares más importantes de su mejora de salud:

1)     Kalanchoe en crudo para el hígado cada mañana antes de comer.

2)     Pastillas de plantas protectoras del hígado.

3)     Alimentación alcalina con la intención de reducir el porcentaje ácido de la alimentación.

4)     Actividad física.

5)     Predisposición mental positiva hacia las plantas.

6)     Disciplina en su tratamiento.

 

Noviembre 2011

Cualquier persona que quiera preguntar algo puede hacerlo por correo electrónico:

Bernd Fernka bfernkab@mycsamulder.es