Cáncer de ovarios con metástasis en hígado, apéndice y peritoneo

Mi nombre es Judith Contreras y vivo en la ciudad de Santiago de Calí en Colombia. El 2 de julio de 2013 ami hermana le diagnosticaron cáncer de ovarios con metástasis en hígado, apéndice y peritoneo. Estuvo dos semanas hospitalizada y le dieron el alta porque los especialistas dijeron que no había nada que hacer.

Yo me puse a averiguar si había alguna solución para este enfermedad y el día 8 de julio me llegó la información de la kalanchoe. Esa misma semana me puse a buscarla y el día 12, en el sito menos esperado, la conseguí. Un señor que vende plantas medicinales cerca de mi casa me la consiguió con el nombre de OJARANSIN (así se conoce aquí en Colombia).

Mi hermana empezó a tomarla el día 16 de julio en infusión y se la aplicamos también en forma de cataplasma. Al final explico los detalles de las preparaciones.

Los resultados no se hicieron esperar. Debido a la enfermedad mi hermana tenía inflamado el abdomen, la vagina y las piernas y el día 17 amanecieron desinflamadas las piernas. Fue tanta su alegría que se despertó en ella una fe milagrosa, porque ella no era mujer de fe y, como dice Josep Pamies, el que se quiere curar se cura.

Desde entonces hasta la fecha (30-08-2013), sigue tomando el Kalanchoe y también se está ayudando con la autocuración, el Reiki, asiste donde los hermanos Gregorianos, esta leyendo diversos libros sobre sanergia (entre ellos el de Anita Moorjani  "Morir para ser yo" que le ha servido mucho) y sus familiares nos reunimos todas las noches a las 9:00 pm en cadena de oración.

A comienzos de agosto le hicieron nuevos exámenes y todos le salieron dentro del rango. Al oncólogo le pareció extraño ver el buen estado en que se encontraba el hígado y le dijo que ella estaba en condiciones de soportar una cirugía para la extracción del aparato reproductor, para eliminar el foco del cáncer. La programaron para el día 27 de agosto. La anestesióloga le comentó que para ser un cáncer tan agresivo, el aparato reproductor no había perdido su forma, que todo había salido muy bien y enviaron una muestra a patología para determinar que clase de quimio le van a realizar.

Hoy 30 de agosto le dieron el alta y ya se encuentra en casa. Tiene un semblante excelente y sigue con muchos ánimos de seguir viviendo y disfrutando de la vida y de su nieto y tiene fe que se va a sanar en un 100%.

Preparación de la kalanchoe en infusión:

Se coge tres hojas pequeñas partidas en varios trozos (o una cucharadita de postre). Se pone a hervir una taza de agua y cuando está en ebullición se echan los pedazos de las hojas y se deja hervir por tres minutos, se baja del fuego y dejamos reposar por cinco minutos.

Mi hermana se la está tomando tres veces al día, media hora antes de cada comida.

Preparación de la kalanchoe en cataplasma:

Se coge un manojo de hojas o la cantidad que se estime conveniente, dependiendo del tamaño del órgano o la zona afectada, se machaca muy bien y se mezcla con media cucharadita de aceite de oliva. Se aplica en la parte afectada y se deja mínimo tres horas.

Entre las dos preparaciones, en dos meses se ha tomado 9 hojitas diarias, por lo tanto ha consumido 540 hojas pequeñas.

Actualmente no está tomando porque esta esperando que le sane la herida de la cirugía.

Hasta la fecha no se han presentado efectos negativos.

Judith C.

Septiembre 2013

jucontreras2@yahoo.com