Asma – Burgos

Me llamo Mª Abel, vivo en Miranda de Ebro (Burgos), y puedo presumir de haber vivido mentalmente en el valle de Hunza donde la edad casi sólo es un número. Mi dolencia llevaba 20 años en mi vida, se me presentó cuando, por motivos especiales tuve que venir de Madrid a Miranda de Ebro, después de un catarro sí y otro también. El diagnóstico fue asma intrínseca y bronquitis crónica, con idas y venidas al hospital e ingresos en éste por neumonías; cansada de vacunas, inhaladores y antibióticos decidí probar con otro tipo de sanación y estilo de vida. Con algunas plantas encontré alivio, pero no llegué a decir adiós al inhalador. Encontré una receta en la Dulce revolución que me alivió, pero tenía que seguir con el inhalador que, aunque no me era grato, sí hacía más llevadera mi vida. Probé varias cosas, pero no acababan con el asma.
Seguí buscando en lo que las buenas gentes aportaban con sus experiencias y descubrí que el extracto de orégano me iba muy bien y las semillas de albaricoque también me funcionaban perfectamente, ya que, desde el mismo momento de ingerir 3 semillas, he dicho adiós al inhalador.

Mª Abel Montoya
beldimarru@gmail.com
Miranda de Ebro (Burgos)