ARTEMISA Y MAS….

Un poco de historia...

Hay unas 200 especies del género Artemisia, florecen a finales del verano con infinidad de flores minúsculas e insignificantes,el viento es el encargado de la polinización.

Debe su nombre a la diosa griega Artemisa, gran protectora de la mujer,
considerada el símbolo de la felicidad.
Utilizada por nuestros ancestros en los momentos del parto y durante el embarazo como protección, con las hojas, se hacían amuletos y perfumes para ahuyentar los malos espíritus, los cataplasmas les protegían de las picaduras.

Cada planta tiene su momento particular de máximo poder alquímico; en el caso de la Artemisa, esto ocurre durante las noches de luna llena.
Esos son buenos momentos para recolectar la planta, por la conexión que posee con las energías profundas y secretas de las corrientes telúricas de la Madre Tierra.
Su fuerza transmutadora su capacidad para neutralizar las energías negativas y catalizar las positivas.

De la artemisa se utiliza toda la planta de las hojas a la raíz, les llaman las amargas medicinales, es uno de sus principios activos además de los aceites esenciales volátiles que ejercen un efecto estimulante y fortificante sobre todo el aparato digestivo , promueven el flujo biliar.

A partir de aquí iremos centrándonos en las especies mas corrientes y con mas usos medicinales.