ALGUNOS CONSEJOS PARA MEJORAR LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS

Cuando hay un problema de retención de líquidos, lo más indicado es aumentar la ingesta de agua, optimizándola si le añadimos un poco de agua de mar (al gusto), para ayudar a remineralizar el cuerpo; esto nos ayudará a eliminar toxinas y restablecer nuestro equilibrio hídrico. Podemos tomar diuréticos como infusiones de plantas medicinales (cola de caballo, diente de león, …), vegetales (sandía, lechuga, tomate, ...) o caldos de verduras depurativas (apio, cebolla, perejil, ...). Debemos reducir la sal, eliminando de nuestra dieta las conservas, los pre cocinados, congelados, patatas fritas, ahumados, aceitunas, quesos, embutidos, … y toda la comida industrial; a la vez que aumentamos el consumo de potasio que se encuentra en legumbres, patatas, champiñones, calabacín, plátano, albaricoque o piña. Es indispensable hacer ejercicio físico todos los días para activar la circulación sanguínea, paso previo a la eliminación de líquidos a través de la orina. Se puede mejorar esta circulación con un ejercicio: estando sentado, elevar las piernas estiradas por encima de la cadera, varias veces al día, durante unos segundos; también elevando unos centímetros el colchón en la zona de los pies o subiendo hasta 15 centímetros el cabezal de la cama.
Recomendamos tomar alimentos de cultivo ecológico.

Mezcla de plantas medicinales diuréticas para infusión:
https://goo.gl/xAgmrp