Alergias a gramíneas

Mi hijo de 9 años (septiembre 2016) sufre de alergias a gramíneas desde los 4 años. Cada año la alergia ha ido en aumento. Los síntomas son: mucha mucosidad, picor en los ojos y algún año también problemas de respiración, sobre todo, por la noche.

Como me había enterado de que los productos lácteos pueden crear mucha mucosidad he decidido quitarlos de su dieta desde navidades (2015). De vez en cuando pica algún trozo de queso, pero rara vez algún yogur de leche de vaca.

Este año tardó mucho en tener los primeros síntomas. Tenía la esperanza de que la falta de lácteos en la dieta ya hubiese hecho su efecto. Esta primavera (2016) había llovido mucho y cuando, al final, vino el buen tiempo, a mi hijo le volvieron los mocos y algún picor en los ojos, sobre todo por la mañana. Ha sido menos intenso que en años anteriores, pero lo suficiente para recurrir al médico y pedirle los antihistamínicos que siempre tomaba. Por estas mismas fechas (primavera 2016) me fui a una charla de Josep Pàmies y me enteré de la planta Perilla frutescens. Pedí tanto los comprimidos de Perilla frutescens con Stevia (PERILLA 75% y STEVIA 25%) como la infusión para "Alergias" que también contiene Perilla frutescens.

Empecé a dar a mi hijo una infusión por la mañana y otra por la noche. Como para preparar la infusión, enfriarla y beberla no nos solía dar tiempo por la mañana, pasamos a los comprimidos. Al final se acostumbró al sabor y tomaba comprimidos por la mañana y por la tarde. El efecto lo noté después de pocos días porque la mucosidad disminuía hasta cesar. En toda la primavera le he tenido que poner solamente tres veces unas gotas en los ojos por el picor, pero no le he dado ningún antihistamínico más.

Ahora mismo no está tomando nada. Para el año que viene tendré la Perilla preparada.

Mi conclusión es que dejar los lácteos y tomar los comprimidos o infusiones de Perilla frutescens ha hecho posible de que no haya sido necesaria ninguna medicación química. Además salimos mucho al campo y al bosque no hemos tenido mayores problemas con la alergia.

Anika Meyer

anika.meyer.gis@gmail.com

Pamplona