Alergia-2

Mi hija Silvia tiene alergia a la naranja, al polen de las plantas salvajes, a los gatos, al colorante E 120 (imagino que será alérgica a la cochinilla, ya que eso es este colorante) y también al aloe vera, a la amoxicilina y a la lactosa. Desde que nació, su mucosidad era una constante en su vida. Al principio le diagnosticaban resfriados y tomaba un antibiótico, con lo cual empeoraba,  le volvían a recetar otro y hasta 3 seguidos, junto con corticoides. Con el tiempo me propusieron operarla y ponerle una cánula en el oído para controlar el exceso de mucosidad, pues tenía mucho dolor por la otitis y sinusitis y no podía ni dormir tranquila.

Las pruebas de alergia siempre pasaban a un segundo plano porque me decían que los niños daban falsos positivos y falsos negativos. Estaba triste y desesperada hasta que un alergólogo me dijo que “el mejor alergólogo de tu hija vas a ser tu ,como madre”. Mi marido y yo empezamos apuntar todo lo que comía y observábamos su reacción. No fue nada fácil, pero tras varios años fuimos descartando cosas y mejoró. La medicación que tomaba este último año eran dos pastillas al día para la alergia (Azomyr bucodispersable y Singulare) y mucolíticos. Decidí probar también con Pollens de Boirón, pero de ninguna forma bajaba de sus 6 o7 paquetes de pañuelos al día, y eso cuando no se complicaba con otitis o sinusitis.

Un amigo de mi marido nos enseñó el vídeo de José Pamies de “Plantas prohibidas, plantas curativas” y me apasionó su labor y nos decidimos a probar con las plantas. El resultado ha sido fantástico, es como algo que te hace un bien casi en el acto. Silvia se levantaba por la mañana con su enorme mucosidad y en ayunas tomaba su infusión de Malva, Perilla, Ortiga y Siempreviva "Helichrisium" y en cuestión de una hora ya no había mocos. Su calidad de vida ha mejorado, descansa, duerme, su estado de cansancio y nerviosismo ha desaparecido... lo cual ha hecho que recupere defensas, aunque su punto débil sigue siendo la sinusitis (este año, sin embargo, solo ha pasado dos).  Así que estoy muy contenta. Acabada la polinización, a partir de finales de junio, no está tomando nada de medicación, evidentemente no come nada de lo que sabemos que le provoca alergia, pero si algo tiene trazas y no lo hemos controlado, toma en ayunas su infusión y hasta que mejora y se recupera en 3 o 4 días.

Me encantaría compartir mi experiencia porque seguro que sirve de consuelo a muchas personas.

Magda (Murcia)

Septiembre 2013

magdahada@hotmail.com