5. Otras recomendaciones

Equilibrio del agua corporal

El 80% del cuerpo humano es agua y la falta de ella ocasiona que las funciones fisiológicas internas se sobre estimulen terminando así en un cuadro de enfermedad funcional.

Las personas tenemos la costumbre de comer 3 o más veces al día, y lo que sugerimos, como parte de un proceso curativo, es la supresión de 1 a 3 comidas o un ayuno de 2-3 días.

Durante este periodo de cambio de hábitos, se tomarán emolientes, infusiones, diuréticos y alimentación cruda.

Muchas personas comen más de lo que eliminan provocando un exceso de desechos alimenticios en el aparato digestivo, sobrecargando sus funciones y poca, o escasa, eliminación renal, rectal y a través de la piel.

Lo que recomendamos:

- Descansar y depurarse, activando así las defensas de nuestro sistema inmunológico. Este proceso lo acompañaremos con la toma de algunas plantas que necesita nuestro organismo para estimular las funciones de diversos órganos internos.

- La base de la salud es la eliminación de las sustancias tóxicas que se acumulan en el organismo.

Una forma de eliminar toxinas son los baños de pies, alternando agua fría y caliente, o baños de cuerpo entero

 

Baños de agua caliente con sal, por media bañera (aprox. 100 litros) 2 Kg. de sal (sin anti-apelmazantes ). Con el agua caliente se abrirán los poros de la piel, la sal cambia la conductividad del agua y por ósmosis se extraen las toxinas del cuerpo.

En problemas graves de salud hacer 1 baño con sal al día, durante el baño se puede ir bebiendo infusiones diuréticas que ayudan a limpiar nuestro organismo y seguir hidratando el cuerpo. Tener en cuenta que estos baños pueden bajar un poco la presión arterial de la sangre, por lo tanto cuidado los hipo tensos, en el caso de querer hacerlo, tomar alguna infusión de romero o regaliz que evitaría una bajada de la presión arterial o un preparado isotónico con agua de mar ( 1 parte agua de mar por 3 partes de agua normal o infusión).

Baños de pies con agua fría alternando con agua caliente sumergiendo de 20 segundos a 3 minutos en cada balde. Aguantar si se puede hasta llegar a los tres minutos en cada balde. Este baño tiene que durar un mínimo de 10-15 minutos. Este baño activa la circulación.

Baño vital. Con un paño de agua fría frotar la zona del abdomen de 2 a 5 minutos. Alternar frotando con un paño de agua caliente de 2 a 5 minutos. Esto se debería hacer de 15 a 30 minutos. Este baño sube las defensas y purifica la sangre .

Si se quiere investigar más en estos temas buscar en internet, Manuel Lezaeta Acharan y Alberto Martí Bosch (http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=R33xhKQWwtE).

Oxigenación del organismo, el oxigeno es un elemento vital y a la vez alcalino.

Una forma fácil y sencilla es hacer respiración consciente como más veces al día mejor (intentar hacerlo como mínimo 5 o 10 minutos por la mañana y noche).

Consiste en aspirar profunda y lentamente por la nariz, aguantar la respiración para que llegue el oxigeno a todas las células del organismo, y sacar el aire lentamente. Si a la vez que hacemos esto, únicamente nos fijamos y pensamos en la respiración, hacemos un poco de meditación y nos olvidamos de los problemas externos que nos rodean.