2. Desintoxicación del organismo

Es el primer paso para iniciar el cambio, ayudar al cuerpo a potenciar el sistema inmunitario y extraer las toxinas del organismo que se han acumulado con el paso del tiempo.

Es aconsejable no hacer esta desintoxicación durante los días de trabajo. (Se podría empezar el viernes por la tarde - noche hasta el domingo).

Hacer 48-72 horas en ayuno de líquidos amargos; lo ideal sería las primeras 24 horas infusiones calientes para una dilatación intestinal y amargas para una buena limpieza, como por ejemplo: diente de león, alcachofera o incluso la mezcla ya preparada para el hígado de la “Dulce Revolución” (boldo + diente de león + alcachofera).

Después de las primeras 24 horas o en caso de no aguantar con solo infusiones se podría tomar frutas; más adelante pasar a verduras o zumos de fruta y verduras (uno muy recomendable piña o uva con berenjena, sin azúcares añadidos y a poder ser frescos y de elaboración propia)

Pasadas estas 48 – 72 horas el organismo ya está limpio y listo para iniciarse en una buena alimentación y la toma de plantas medicinales específicas para cada dolencia.