1. Equilibrio del agua corporal

El 80% del cuerpo humano es agua y la falta de ella ocasiona que las funciones fisiológicas internas se sobre estimulen terminando así en un cuadro de enfermedad funcional.

Las personas tenemos la costumbre de comer 3 o más veces al día, y lo que sugerimos, como parte de un proceso curativo, es la supresión de 1 a 3 comidas o un ayuno de 2-3 días.

Durante este periodo de cambio de hábitos, se tomarán emolientes, infusiones, diuréticos y alimentación cruda.

Muchas personas comen más de lo que eliminan provocando un exceso de desechos alimenticios en el aparato digestivo, sobrecargando sus funciones y poca, o escasa, eliminación renal, rectal y a través de la piel.

Lo que recomendamos:

- Descansar y depurarse, activando así las defensas de nuestro sistema inmunológico. Este proceso lo acompañaremos con la toma de algunas plantas que necesita nuestro organismo para estimular las funciones de diversos órganos internos.

- La base de la salud es la eliminación de las sustancias tóxicas que se acumulan en el organismo.

Una forma de eliminar toxinas son los baños de pies, alternando agua fría y caliente, o baños de cuerpo entero