LOS HUNZA, LA TRIBU QUE NO ENFERMA NI ENVEJECE

Esta tribu, que integran unas 30.000 personas, ubicada al norte de la India, entre Pakistán, Afganistán y China, son el mejor ejemplo de vida sana, que además, envejece muy lentamente, una persona hunza de 70 años, tiene un aspecto similar al de una europea de 40. Prácticamente no sufren enfermedades y su promedio de vida supera los 100 años, alcanzando esta edad con buenas condiciones físicas y mentales. La base de su excelente salud está directamente relacionada con una alimentación ecológica baja en proteínas, ejercicio regular y baños de agua fría; también practican ayunos de forma regular. Esta milagrosa alimentación se compone de frutas y verduras crudas, granos enteros, hortalizas de toda clase (en especial lechuga), frutas secas molidas con trigo entero, el albaricoque es la fruta que más abunda, leche agria de cabra, queso sin salar y patatas asadas con piel (nunca fritas). No comen azúcar, pan blanco ni otros derivados de la harina. Para beber, agua del glaciar. Fuma un 2% de la población adulta y el único alcohol que toman es vino de frutas, también artesano. Una verdadera envidia.